El gobierno de Ecuador, presidido por Lenín Moreno, a quien el ex presidente Rafael Correa lo calificó como traidor, le suspendió los sistemas de comuniciación a Julian Assange.
Julian Assange

Julian Assange
El titular de wikileaks está asilado en la embajada ecuatoriana de Londres desde 2012. Desde allí opinó sobre la detención de Carles Puigdemont y sobre la expulsión de diplomáticos rusos.
“El comportamiento del fundador de Wikileaks, con sus mensajes en redes sociales, pone en riesgo las buenas relaciones que el país mantiene con el Reino Unido y otros países”, aseguró el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana ecuatoriano.
“Por todo ello, para prevenir potenciales perjuicios, la embajada en Londres interrumpió este 27 de marzo las comunicaciones al exterior a las que tiene acceso Assange”, agregó.
Assange comparó la detención de Carles Puigdemont, el pasado domingo en Alemania, con la de Lluís Companys por la Gestapo en 1940, para su posterior extradición a España y fusilamiento por el régimen franquista.
“Alemania tiene su primer preso político”, escribió Julian. Además denunció: “A pesar de que es razonable que Theresa May (primera ministra británica) piense que el Estado ruso es el primer sospechoso, hasta ahora las pruebas son circunstanciales”.
Assange, cuya salud es precaria tras más de cinco años de cautiverio, rechaza salir de la embajada sin garantías porque cree que, si es detenido, afrontaría una posible extradición a Estados unidos, que lo busca por las revelaciones de su portal.