Más de 1.200 maestros y directores de jardines maternales participan en el curso propuesto por la DGE

El gobierno escolar propone fortalecer la formación docente en esta etapa tan importante del desarrollo educativo destinado a niños y niñas de 45 días a tres años.

Maestros y directores de jardines maternales de la provincia están participando en el curso “Historia e identidad de los jardines maternales”. Se trata de una propuesta de la Dirección de Nivel Inicial y la Dirección de Planificación de la Calidad Educativa, con formato virtual y 40 horas reloj sincrónicas y asincrónicas.

Desde el gobierno escolar informaron que más de 1.200 maestros y directivos de jardines maternales y SEOS forman parte de esta iniciativa, acompañados por 26 tutores y 26 aulas virtuales.

La Dirección de Educación Inicial informó que esta iniciativa es un espacio que necesita más acompañamiento y reconocimiento formal, por todo el trabajo que realizan junto a niños y niñas de 45 días a 3 años. Se comienza trabajando sobre la historia y la identidad con el fin de replantearse muchas posiciones que se tienen con respecto a este nivel educativo.

“En esta experiencia que estamos compartiendo nos estamos planteando la dicotomía que se presenta en el maternal, redefiniendo si es asistencialismo versus lo pedagógico, construcción versus enseñanza, contenido versus juegos. Estos son puntos de partida de este espacio educativo para reflexionar y llegar a los jardines maternales donde participan municipios, organizaciones sociales, ONG, pero el Estado es el que subsidia los cargos docentes”, explicó la directora de Nivel Inicial, Adriana Rubio.

“Estos primeros años representan un tiempo muy importante para los niños y niñas, por eso proponemos este trabajo sistemático, continuo y de visibilizar todo lo que pasa en la primera infancia. Nosotros hablamos de acompañar y cuidar la primera infancia complementando el rol de la familia”, remarcó Rubio, quien sostuvo que en esta etapa es fundamental el cuidado, la contención y el afecto para la construcción de los futuros sujetos sociales y confiar en sus capacidades de aprender.

Los docentes que participan trabajan fuertemente en el concepto de que enseñar y cuidar son dimensiones inseparables porque las prácticas que se desarrollan en esta etapa atienden a niños pequeños que implican acciones de cuidado y connotan un valor educativo. “Este nivel debe ser reconocido como el primer ciclo del nivel Inicial”, dijo Adriana Rubio, destacando que la Ley de Educación Nacional pide una unidad pedagógica.

Desde el gobierno escolar desarrollan acciones para apoyar el crecimiento saludable y armónico, brindar experiencias de cuidado y enseñanza que amplíen los repertorios culturales dentro del desarrollo personal y social.

“Queremos lograr que haya una mirada integral y que todo se trabaje de manera interrelacionada lo motor, lo intelectual, lo emocional, lo social y sobre todo interactuando con el ambiente, evitando aprendizajes fragmentados”, sostuvo la directora de Nivel Inicial.

“Estas propuestas recuperan las prácticas de los hogares y buscan complementar la función que ejercen las familias”, agregó Rubio.

La funcionaria destacó el trabajo que se realiza en conjunto junto a la Dirección de Educación Privada para poder fortalecer esta etapa de aprendizaje de los más pequeños del sistema educativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *