(Credito foto: Facebook Asociacion Bancaria Seccional Buenos Aires).

(Credito foto: Facebook Asociacion Bancaria Seccional Buenos Aires).

A través de una resolución firmada por el viceministro de Trabajo, Horacio Pitrau,durante las vacaciones obligadas de Jorge Triaca por el escándalo con su empleada Sandra Heredia, y publicada ayer en el Boletín Oficial, el Gobierno decidió realizarle a La Bancaria un recorte de ingresos, en medio de la guerra con el sindicalismo.

Se trata de la quita de una “cuota solidaria” del 1% que los empleados del sector financiero no afiliados al gremio realizan de forma obligatoria, lo que implicará un recorte mensual para el sindicato de $1 millón mensual. El Ejecutivo analiza aplicar la medida contra otros sindicatos.

Para el ministerio de Trabajo, “dicha contribución solidaria resulta ser un aporte que, si bien la ley lo considera obligatorio para todos los trabajadores no afiliados, posee como características el ser extraordinario, es decir no permanente, como si lo es lo cuota sindical que mensualmente se retiene a los trabajadores afiliados”.

Y agrega: “habiéndose vencido el plazo de vigencia de los acuerdos por los cuales se pactaron los aportes solidarios, no corresponde continuar reteniendo dichos aportes a los trabajadores no afiliados a la entidad sindical, todo ello en aras a defender no solo su salario y el carácter alimentario que posee el mismo, sino también los derechos que podrían verse vulnerados por la aplicación en el tiempo de una cláusula que se encuentra actualmente vencida”.