“Mendoza es pionera en el país en materia habitacional”

Así lo afirmó Ramiro Masjuán, funcionario nacional de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Vivienda, durante la entrega de 180 viviendas del barrio Fuerza y Progreso de Guaymallén. 

El ministro Martín Kerchner, el titular del IPV, Damián Salamone y el intendente Marcelino Iglesias, acompañados por el Director de Políticas Habitacionales de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Vivienda de la Nación, Ramiro Masjuan, entregaron hoy 182 casas del barrio Fuerza y Progreso de Guaymallén.

El intendente Iglesias elogió la calidad de las viviendas entregadas y pidió a los nuevos vecinos que “cuiden, realcen y hermoseen el barrio para que lo hagan un lugar digno para vivir”.

Por su parte Ramiro Masjuán remarcó el lugar destacado que Mendoza ocupa en materia de política habitacional en el país. “Este IPV es el primero en haber adherido a la actualización de las cuotas de viviendas sociales en UVAs, y eso ha servido como ejemplo para todo el país”.

El funcionario nacional afirmó también que el 2018 será un año muy prometedor en lo que a vivienda se refiere. “Para el 2018 desde la Nación se transferirán $1.000 millones a los que se le suman otros $700 millones para vivienda y obras de hábitat”, dijo.

Finalmente, el ministro Kerchner, agradeció poder ser parte de este día tan trascendental en la vida de los nuevos adjudicatarios. Y destacó la responsabilidad que le cabe a los que hoy reciben su vivienda de pagar las cuotas para que muchas más familias también puedan cumplir el sueño de tener una casa propia.

A partir de esta entrega, el IPV y la Municipalidad de Guaymallén comenzarán con un arduo proceso de relocalización de las familias que hasta hoy habitaban tres asentamientos del departamento, a las que se le suman socios de una entidad intermedia y demanda dispersa.

Este proyecto contó con financiamiento compartido entre la Nación y la Provincia. Está enmarcado en el Plan Federal de Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios, bajo el Programa INCuva y permitió la erradicación de los asentamientos “Nueva Serut”, “Sanmartino” y “La Curtiembre”, además de facilitarle el acceso a la vivienda a miembros de la Asociación 16 de Junio y a familias que pertenecen a demanda dispersa.

Este emprendimiento se inició en el 2015, y lo ejecutaron las empresas OHA Construcciones y Laugero,  en tres tramos de 64, 60 y 58 viviendas, cada uno. La inversión superó los $79 millones, siguiendo el sistema constructivo denominado CASSAFORMA.

Estas viviendas realizadas de manera industrial, tienen como característica principal sus paredes. Esta metodología constructiva reemplaza paredes de ladrillo, vigas, tabiques, dinteles y columnas de hormigón armado por un conjunto de paneles compuesto por una plancha de poliestireno expandido con mallas de acero especial en cada cara, unidas entre sí, que recubren con hormigón de alta resistencia.

Una de las ventajas de este sistema es la aislación térmica y acústica, hasta 4 o 5 veces superior a las viviendas tradicionales.

En esta segunda etapa del barrio Fuerza y Progreso (la primera se entregó en junio del 2015) se construyeron viviendas de entre 1 y 4 dormitorios. La diferencia está determinada por el número de integrantes de cada grupo familiar. Además, se construyeron 11 viviendas adaptadas para personas con discapacidad motriz.

Todas las viviendas se entregan con pisos cerámicos, en cocina y baño, revestimiento de cerámica y grifería en baño, cocina y lavandería. En su interior la carpintería será de madera y las puertas exteriores de chapa con poliuretano inyectado. Todas estarán pintadas en su totalidad, con cielo raso de placa yeso.

También se realizaron obras de urbanización e infraestructura tales como: enripiado de calles, cunetas, banquinas, cordones, puentes peatonales, rampas y forestación. Red de cloacas, agua potable y eléctrica y la instalación para red de gas natural en el futuro.

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *