El ex presidente de Guatemala Álvaro Colom fue detenido junto a otros funcionarios de su gestión, acusado por corrupción en un caso conocido como “Transurbano”, en referencia al modelo de transporte urbano implementado durante su administración 2008-2012.

El Transurbano, una suerte del Metrobus impulsado en Argentina por Cambiemos, es un sistema de transporte público que ocurre en la Ciudad de Guatemala. Está operado por el Sistema Integrado Guatemalteco de Autobuses (SIGA), y se paga con una tarjeta.
La Contraloría General de Cuentas de Guatemala, en 2015, descubrió irregularidades en la adquisición del sistema prepago, porque se gastaron 33 millones de dólares de las arcas del Estado para comprar equipos que no fueron usados.
Junto al ex mandatario, quedaron presos 10 de sus ministros, entre ellos el ex ministro de Finanzas y actual presidente de la ONG británica Oxfam, Juan Alberto Fuentes Knight; los ex titulares de Defensa y Ambiente, Abraham Valenzuela y Luis Ferrate; el ex ministro de Energía y Minas Alfredo Américo Pókus Yaquián; Salvador Gándara Gaitán (Gobernación), Ana Francisca del Rosario Ordóñez (Educación), Edgar Alfredo Rodríguez (Trabajo), Óscar Velásquez (Economía), Celso David Cerezo Mulet (Salud ) y Gerónimo Lancerio Chingo (Cultura).
Colom era esperado esta semana en Honduras como representante especial de la OEA para encabezar la mesa de trabajo entre el Gobierno de Juan Orlando Hernández y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).
El Transurbano es un sistema de transporte público que ocurre en la Ciudad de Guatemala. Está operado por el Sistema Integrado Guatemalteco de Autobuses (SIGA), y se paga con una tarjeta.
La Contraloría General de Cuentas de Guatemala, en 2015, descubrió irregularidades en la adquisición del sistema prepago, porque se gastaron 33 millones de dólares de las arcas del Estado para comprar equipos que no fueron usados.