El boxeador estadounidense, Rod Salka, tuvo una polémica forma de provocar a su rival. Sin embargo, de poco le sirvió porque el mexicano Francisco Vargas se mantuvo firme a su estrategia y con gran concentración ganó por nocaut.

El short de Salka tenía la frase “América Primero”, estampado con ladrillos, haciendo alusión muro que  Donald Trump planea construir en la frontera entre Estados Unidos y México.

La decisión del estadounidense sólo sirvió de motivación para que El Bandido Vargas no dejara de tirar golpes desde el inicio de la función estelar de Golden Boy Promotions en el Fantasy Springs Casino de Indio, California. El tijuanense logrando mandarlo contra la lona en el quinto round.

Pese a que Salka se puso de pie y continuó peleando, fue vapuleado en el siguiente round por lo que el juez consideró que ya había recibido castigo suficiente y la pelea concluyó en el sexto asalto a favor de Vargas.

Así derribaba el muro (21:43)