“Mi Casa, Mi Vida”VECINOS DE LAS HERAS RECLAMAN ANTE EL INCUMPLIMIENTO DEL PLAN DE VIVIENDAS DE OROZCO

El plan municipal de viviendas que anunció Daniel Orozco en 2020 no ha cumplido los plazos, los vecinos reclaman porque las cuotas se volvieron impagables y no hay respuesta desde la comuna. El sueño de la casa propia se convirtió en una pesadilla para cientos de familias./ por Juan Manuel Lucero



En pleno año 2020, una luz de esperanza surgió para cientos de familias mendocinas, un plan de viviendas innovador, accesible para la clase media y con entrega en corto plazo fue anunciado con bombos y platillos por el intendente Daniel Orozco. Con una inversión inicial y cuotas similares al pago de un alquiler, estas familias podrían acceder al sueño de la vivienda propia en Las Heras.

Sin embargo, con el correr del tiempo, las promesas no se cumplieron y estas familias vieron crecer las cuotas hasta el punto de volverse impagables. Además, en plena campaña de 2021, el intendente volvió a la carga con nuevas promesas que, tras las elecciones, no se cumplieron.

En ese marco, los adjudicatarios de estas casas se hicieron presentes en la Municipalidad de Las Heras para reclamar ante el incumplimiento de los plazos, el incremento de las cuotas y la falta de respuestas por parte de la comuna. “No dan la cara”, era el reclamo conjunto de estas familias.

Diario Babel dialogó con uno de los vecinos que accedió a una reunión con los abogados del municipio. “Nos manifestamos un grupo de vecinos en representación de todos. Nosotros no teníamos prevista audiencia ni nada, nos recibió Mauro Oman, apoderado legal de la Municipalidad. Con él pudimos tocar algunos de los puntos que nos tienen preocupados, principalmente la falta de respuestas por parte del Municipio”, relató Luis, uno de los perjudicados.

Este viernes 14 de enero se manifestó un grupo de aproximadamente 30 familias, pero presentaron un petitorio con la firma de más de 80 de las familias. Según relatan los vecinos –y tal como fue una promesa de campaña- “la propuesta del Municipio es que íbamos a pagar cuotas de hasta 18 mil pesos y que se iban a ajustar”, relatan los vecinos.

“Cuando el intendente Orozco se expresó en Radio Nihuil dijo eso, que debían ser cuotas accesibles y demás. Cuando nos van a entregar los papeles de la hipoteca, nos encontramos con que la propuesta era de $54 mil de cuota. Alegando que los valores habían subido y demás”, reclamó Luis.

Julio, otro de los vecinos, también dialogó con Babel y apuntó que “hicimos una inversión de 900 mil pesos y empezamos a pagar 16 cuotas, que era lo que se iba a demorar en entregar el barrio, esto iba acompañado con el Coeficiente de Variación Salarial. Supuestamente empezábamos a pagar desde 16 mil y podía subir a 20 mil”.

Sin embargo, las casas que debían ser entregadas en septiembre de 2021 se aplazaron a noviembre de 2021. Además, en la campaña oficialista del intendente Daniel Orozco, fue una de las banderas que se enarbolaron desde el Municipio.

¿Qué pasó en noviembre? Las casas no se entregaron y aún al mes de enero de 2022 no se entregan. Algunos vecinos, que tenían contratos de alquiler dispuestos hasta entonces, están viviendo con allegados o familiares que los reciben hasta tanto se les entregue la casa. ¿La nueva promesa? Febrero de 2022… ¿cumplirán?

El reclamo in situ

Los vecinos, cansados de que se les digan fechas que no se cumplen, decidieron darle visibilidad al reclamo y hacerse sentir en las calles. Pese a eso y al corte de dos calles del centro de Las Heras, el único medio que concurrió fue Babel.

“A Orozco lo cuidan los medios, entendemos que deben estar poniendo plata para que esto no se sepa”, reclamó una vecina indignada ante la situación. De las autoridades políticas –además de Oman que recibió a dos vecinos en su oficina- solo salió a la calle un concejal opositor, el edi del FIT, Ulises Jiménez.

Jiménez se puso a disposición de los vecinos y dialogó con ellos durante un momento. Además, ofreció asesorarlos y acompañarlos con el reclamo que estas familias están llevando adelante.

“El sorteo se hizo para la campaña, tuvo el apoyo de todas las familias. Jugaron con nuestra buena fe, nos usaron políticamente.  En el contrato aparece que no es solo de la Municipalidad. Se forma un fideicomiso, nos quieren cobrar como si fuéramos un barrio privado”, relató Julio.

En el mencionado sorteo se hicieron presentes las figuras del radicalismo provincial. Daniel Orozco junto a Alfredo Cornejo; Tadeo García Zalazar, intendente de Godoy Cruz; Ulpiano Suárez, intendente de Ciudad de Mendoza y el propio gobernador Rodolfo Suarez fueron parte de la pantomima con la que hicieron campaña.

Tras ese acto, los vecinos se enteraron de que las cuotas no eran las prometidas y se elevaban por encima de los $50 mil pesos. “Luego de un diálogo y reclamo, el Municipio quita parte de los intereses y eso dejó la cuota en 27 mil pesos. Lejos de la cuota prometida, pero un tanto más abordable. El tema es que nos encontramos con que en la forma de pago había un Coeficiente de Variación Salarial que se iba a aplicar mensualmente”, relata Luis.

En ese sentido, este vecino explica que “esto genera un principio de capitalización que hace que las cuotas en 3 o 4 años sean impagables para la mayoría de los vecinos que ingresaron a un plan de vivienda de carácter social y anunciado por el Municipio”.

Los vecinos elevaron una contrapropuesta para que ese índice de capitalización se aplique una vez al año o cada seis meses. “Que se ajuste a la par de nuestro sueldo, una o dos veces por año, no mes a mes”, reclaman.

Estas familias de clase media, trabajadores del sector público y privado, docentes, policías, empleados de comercio, entre otros, explican que “no pedimos que nos regalen nada, como han dicho algunas autoridades repudiando nuestro reclamo. Queremos pagar, nos sentimos dolidos cuando dicen eso. No queremos que nos regalen nada, queremos que se ajusten a derecho, queremos que se ajusten a lo que nos prometieron y que sea pagable

Por otro lado, Julio explicó que tampoco pueden salir de este plan de vivienda porque “el fideicomiso les secuestra la plata”. ¿Qué sucede? “Te dicen ‘usted no puede pagar eso, ceda la casa’. Ellos saben que hay inversores para comprar… pero nos reintegran el dinero cuando se termine el fideicomiso en el año 2034. Ni siquiera puedo usar ese dinero para invertir en otra parte”, explica este vecino. 

Finalmente, los vecinos apuntan a saber qué sucedió para que haya tales incrementos y solicitan al municipio una rendición de cuentas. “Queremos saber cuánto costaron las casas, los terrenos, la mano de obra”, explican

Tras la reunión, los vecinos explicaron que no les dieron plazos para una respuesta. “Nos han dicho que los dejemos trabajar y que los dejemos trabajar tranquilos, sin hacer lío. La entrega de la casa se sostiene, por ahora, para febrero”, aseguran.

Fuente: BBL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *