Mil lasherinos coparon la calle San Miguel para el cierre anual de los talleres culturales

Durante una cálida tarde, las familias se reunieron para disfrutar de la danza, el teatro, la música y los trabajos de pintura artística que dieron color y alegría al cierre de lo aprendido durante los talleres culturales 2018. El 15 de diciembre el Centro Cultural Uspallata tendrá su cierre de talleres.
Esta tarde, la calle San Miguel del departamento dejó de serlo para transformarse en  una sala cultural al aire libre donde mil artistas de los talleres culturales municipales ofrecieron su arte aprendido durante este año en los espacios culturales y sociales del departamento.

La arteria principal del departamento cambió y fue un punto de encuentro familiar, un espacio de unión, alegría y despliegue de actividades artísticas, donde los vecinos que participaron en los talleres culturales que brinda la comuna mostraron su creatividad e integración.

“Logramos culminar un año cargado de cultura, que nos une como lasherinos con un equipo que trabaja día a día distribuido por el departamento para apostar a la educación artística”, manifestó Renzo Bruno encargado de los talleres culturales del municipio.

Con la premisa de que el arte integra y nos hace libres, Las Heras ha ido trabajando durante tres años en la evolución del ciclo de talleres culturales. Hoy cuenta con 30 espacios abiertos a la comunidad para que cada persona pueda desplegar sus motivaciones artísticas.
Los protagonistas de esta cálida tarde fueron los niños, jóvenes y adultos que emocionaron en música, danzas, teatro y artes visuales, tomando la calle y brindando lo aprendido durante todo el ciclo.

Ante mil personas, entre abuelos, padres, hermanos, amigos, la comunidad toda, presenció una fiesta de aplausos, arengas, hinchadas y fans de los artistas y sus oficios aprendidos.

María Cristina Arévalo, pertenece al ballet de adultos mayores a cargo de Ilda Caballero, hace tres años que se capacita y emocionada dijo que “me gusta mucho lo que hago, es una gran distracción y actividad para mi edad; la motivación es que cada día uno aprende a bailar y en este grupo voy descubriendo nuevas formas de hacerlo”.

El público pudo disfrutar de las danzas folclóricas, árabes, clásicas y contemporáneas interpretadas por casi 500 bailarines. Además, las familias pudieron ver trabajos en tela, vitrofusión, arte decorativo, tejido, costura, amigurumis y cerámica, que son buscadas por los vecinos ya que permiten una rápida salida laboral.

Andrea Barros a cargo del taller de pintura, dibujo y manualidades contó: “Soy docente de Artes, y enseño a más de 40 alumnos durante todo el año, tanto en la dirección de Cultura como en el Gimnasio n°12. Estoy muy emocionada como tallerista de participar en este encuentro de trabajo mancomunado”.

Los 2500 protagonistas vivieron una tarde cargada de emociones frente a sus familiares, público y los 95 talleristas que los capacitaron durante todo este año formando un lazo afectivo profundo entre el maestro y el alumno.

Iris Bustos participa en el taller de pintura y hablo de su tallerista Mariela Vicencio y de la posibilidad laboral que brinda este aprendizaje: “hace dos años que aprendo, soy ama de casa y esto sirve para trabajar y generar otros ingresos en mi familia”.

Cuando las luces de las luminarias indicaban el camino hacia el escenario, hizo su aparición el teatro con diversas puestas actorales y relatos teatrales que detallaban temáticas sociales y de la comunidad.

La música coloreó el ambiente familiar de la calle San Miguel al sentirse la guitarra, la percusión, los vientos, el canto solista y colectivo surgido en los talleres.

Lorena Bengut, una madre entusiasmada con el aprendizaje que la seño Belén le brinda a su hija en el ballet de Infantiles, expresó que “mi hija va evolucionando cada vez mejor, le encanta el folclore y la ha ayudado a sociabilizar con sus compañeros”.

Destinado a todo público los talleres culturales de la comuna permite la integración sin distinción de edad. Cuenta con 230 talleres distribuidos en espacios como: SUM (Salón de Usos Múltiple), CIC (Centro Integrador Comunitario), Cedrys, (Centro recreativo, deportivo y social), Centro Cultural Uspallata y Dirección de Cultura y Eventos.

En representación del intendente Daniel Orozco, el secretario de Intendencia Fabián Tello manifestó: “Feliz de ver a todo este equipo de gente trabajando a favor de la cultura, ya que nos hace crecer y relacionarnos de forma diferente. Felicito a todos los talleristas que han trabajado durante todo este año”.

Por su parte, el Centro Cultural Uspallata tendrá su cierre de los 27 talleres culturales, el sábado 15 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *