Horacio Verbitsky a 2 años: Milagro presa política

La referente social Milagro Sala afirmó que “a la oposición no se la combate metiéndola en la cárcel” sino “discutiendo de política”, en declaraciones que formuló al cumplirse dos años de su detención.

En una entrevista que dio a #LaGarcía, reclamó a los gobiernos nacional y jujeño que “comiencen a cumplir con lo que prometieron en la campaña electoral”.

El Comité por la Libertad de Milagro llevó a cabo una marcha desde el Obelisco hasta la Casa de Jujuy para reclamar la libertad de Sala.

Milagro fue detenida en enero de 2016 por un acampe de protesta frente a la sede del gobierno de Jujuy. Después se le sumaron una serie de causas penales, la mayoría originada en denuncias del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales o el fiscal de Estado, Mariano Miranda.

En algunas de esas causas se la investiga por supuesta asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión, entre otras acusaciones.

Milagro se consideró una “presa política” por estar “detenida desde hace dos años sin condena con sentencia firme” y sostuvo que Jujuy funcionó desde 2016 como “un laboratorio” de métodos represivos “para probar y, si les salía bien, (externderlos) en toda la Argentina”.

“Morales hace lo mismo que Macri”, sostuvo la referente social en Radio 10. Recordó que su caso no es el único, que en Jujuy hay otros dirigentes sociales detenidos y que lo mismo ocurre con militantes sociales o políticos opositores en Mendoza y en Buenos Aires.

Dijo que en su provincia “no existe libertad de expresión” porque “no hay ningún periodista que pueda hablar mal de Morales y ninguno que pueda hablar bien de Sala”, ya que en caso contrario “le quitan la pauta publicitaria”. “Se manejan como patrón de estancia pero en algún momento van a tener que pagar un alto costo político porque están errados en lo que hacen”, denunció.

Milagro Sala: Crédito @LauroGrande

Milagro Sala: Crédito @LauroGrande

“No creo en la justicia jujeña ni en la nacional, sí creo en la internacional”, dijo y agregó: “Después que asumió, Morales formó su propio Tribunal con seis miembros dirigentes de la Unión Cívica Radical”.

Calificó de “sui generis” la prisión domiciliaria que dispuso para ella el juez jujeño Pablo Pullen Llermanos, con una custodia de al menos 20 gendarmes, más de 15 cámaras de vigilancia y restricciones de vistas.

Dijo que en el penal de Alto Comedero “hubo momentos que fueron insoportables”, que sufrió violencia de una subjefa del penal y estaba expuesta a “hostigamientos permanentes”.

“El sistema carcelario te enseña a ser egoísta, individualista y yo luché para que eso no sea así”, dijo, y celebró que con reclamos y la intervención de los organismos internacionales de derechos humanos se logró “levantar el chancho -una celda de castigo- donde se les pegaba muy mal a las internas”.

Finalmente, llamó a la militancia opositora a “seguir reorganizándose porque en menos de dos años han destruido nuestro país y tenemos que seguir discutiendo de política para pensar un país para todos y no para unos cuantos”.

En las redes:  #LiberenAMilagro #2AñosPresaPolítica