Miles de fieles celebraron el Día de la Virgen con procesiones en todo el país

BAJO UN CALOR SOFOCANTE

El Día de la Inmaculada Concepción de María convocó a multitudes en distintas localidades del interior, donde a pesar de las elevadas temperatuas hubo misas, desfiles y actividades litúrgicas.

El calor no fren la pasin de miles de fieles catamarqueos y del Noroeste que peregrinaron junto a la Virgen del Valle Foto David Moya
El calor no frenó la pasión de miles de fieles catamarqueños y del Noroeste que peregrinaron junto a la Virgen del Valle / Foto: David Moya.

Miles de fieles celebraron en todo el país el jueves el Día de la Inmaculada Concepción de María, más conocido como el Día de la Virgen, en una jornada durante la cual agradecieron, pidieron y oraron en distintos puntos del país en un marco de calor sofocante que dominó a gran parte del territorio nacional.

En la localidad bonaerense de Luján, una de las fieles que llegó a la emblemática Basílica de esa ciudad, María Alejandra, le dijo a Télam: «Tengo fe. Vine a pedirle a la Virgencita que me ayude porque perdí un ojo. Le vine a pedir que me dé fuerzas para seguir, pero además, vine a pedirle que haya paz y tranquilidad en el país”.

Muchos turistas aprovecharon el feriado largo para venerar a la Virgen Mara en Mar del Plata Foto Diego Izquierdo
Muchos turistas aprovecharon el feriado largo para venerar a la Virgen María en Mar del Plata / Foto: Diego Izquierdo.

Por su parte, Delia destacó: “Hace 30 años que vengo a Luján. Vengo de Paso, partido de Pehuajó. Vengo a agradecer y a pedir. Trabajo en un hospital, así que viví la pandemia desde cerca. Todos los años vengo con mi hija, y también vine con mi nieta. Llegamos y prendemos una vela blanca”.

Antonio, por su parte, hizo una promesa para toda la vida «por eso vengo desde hace 42 años todos los 8 de diciembre. Recuerdo que hace 15 o 20 años atrás no se podía caminar de la gente que había. Me sorprende ver tan poca gente ahora. Puede ser por el calor o por la situación económica, porque subieron los precios de todo. Vengo a pedir y a agradecer. Espiritualmente me hace muy bien venir acá. Vengo en micro, escucho la misa y cuando me voy, me siento mucho mejor”.

Salta Foto Javier Corbaln
Salta. Foto: Javier Corbalán.

Mucho más al norte, en Salta, La Silleta, Guachipas, Payogasta, Angastaco y Tolar Grande fueron algunas de las localidades salteñas en las que se celebraron las fiestas patronales en honor a la Inmaculada Concepción de María y la Virgen del Valle, con actividades que convocaron a la mayoría de sus pobladores a pesar de la jornada de intenso calor.

En La Silleta, que está en el departamento de Rosario de Lerma, a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Salta, se desarrolló la misa y la procesión, con la imagen de la Virgen María y los misachicos, que son pequeñas procesiones que, con sus respectivas imágenes de la virgen, llegaron desde distintos puntos del Valle de Lerma y de parajes aledaños.

Los vecinos de esa localidad, inserta en el municipio de Campo Quijano, participaron de la procesión por las calles del pueblo, bajo los fuertes rayos del sol, y a pesar del intenso calor, con una temperatura que superaba los 35 grados centígrados.

La imagen de la Inmaculada Concepción, junto a las pequeñas imágenes de las vírgenes que tomaron parte de la festividad religiosa, fueron colocadas frente a la iglesia, donde al mediodía se desarrolló el tradicional desfile cívico militar.

Salta Foto Javier Corbaln
Salta. Foto: Javier Corbalán.

Bajo los acordes de la Banda de Música de la Policía de la Provincia, cuyos miembros estaban vestidos de gauchos, se entonaron las estrofas del Himno Nacional, y un puñado de alumnos del colegio secundario Gesta Güemesiana abrió el desfile, junto a los ex combatientes de Malvinas.

En otro punto de Salta, Payogasta, situada en el corazón de los Valles Calchaquíes y a 150 kilómetros de Salta Capital, también se desarrolló la Fiesta de la Inmaculada Concepción, que es la patrona del pueblo.

De la emotiva festividad participaron misachicos y peregrinos de diferentes parajes, y tampoco faltaron los gauchos de distintos fortines de la zona.

Salta Foto Javier Corbaln
Salta. Foto: Javier Corbalán.

Tras la misa, la imagen de la Virgen salió de la parroquia y recorrió las calles de ese pequeño pero pintoresco poblado, enmarcado por imponentes cerros, y cientos de fieles la acompañaron.

Muchos turistas suelen concurrir a estas celebraciones, por el emotivo contenido religioso y tradicional que posee, además de la importante convocatoria.

En tanto, en Catamarca, las festividades marianas en honor a la Virgen del Valle convocaron a miles de fieles y concluyeron después de las 18, con la tradicional procesión en el parque Adán Quiroga.

Salta Foto Javier Corbaln
Salta. Foto: Javier Corbalán.

A pesar de las elevadas temperaturas que marcaron 40 grados al mediodía, fue incensante el arribo de columnas de peregrinos de distintos puntos del país, para participar de las tradicionales fiestas de la Virgen Morena.

“Caminé 75 kilómetros desde el departamento El Alto hasta los pies de Virgen en la Catedral”, dijo en diálogo con Télam, Sebastián Maidana.

“Salí a las 3 de la mañana del miércoles y llegué a las 17, a pesar del calor insoportable. Es para destacar la solidaridad de la gente que me asistió con víveres (agua, hielo, frutas, sandwiches) durante todo el camino. Es impresionante la cantidad de gente que viene en la ruta peregrinando por la Virgen”, dijo Maidana.

Desde la policía de Catamarca, informaron que desde el 1 de diciembre hasta el día jueves último ingresaron a la provincia más de 80 mil peregrinos.

Salta Foto Javier Corbaln
Salta. Foto: Javier Corbalán.

Desde horas de la madrugada la Catedral Basílica Nuestra Señora, la Gruta de la Virgen, y el Parque Adán Quiroga fueron los escenarios elegidos por los miles de peregrinos que ingresan a Catamarca a pie, en bicicletas, motos, y autos a participar de las festividades.

También en los accesos de la Gruta de la Virgen, ubicada a siete kilómetros al norte de la capital, desde la madrugada se observaron a decenas de grupos de personas solidarias que asistieron a peregrinos con agua, frutas, desayunos, turrones y hielo.

En tanto, en la Catedral Basílica Nuestra Señora del Valle ubicada frente a la plaza central de la provincia, hubo cuadras de cola para poder ingresar a la nave central del santuario.

En horas de la mañana, el obispo diocesano monseñor Luis Urbanc, presidió la misa solemne, que fue concelebrada por sacerdotes del clero de capital y del interior diocesano, como también por sacerdotes de diócesis hermanas.

Participaron de la celebración eucarística devotos y peregrinos, quienes se refugiaron del sol abrasador debajo de la arboleda del parque Adán Quiroga.

Uno de los momentos más emotivos que se vivió durante Sagrada Eucaristía, fue cuando más de 130 integrantes del Regimiento de infantería y Montaña N° 15 de La Rioja, arribaron al Parque Adán Quiroga corriendo desde su provincia en postas de 5 kilómetros al canto de “Las Malvinas Son argentinas”.

El obispo Urbanc señaló que «el misterio de la Inmaculada Concepción es fuente de luz interior, de esperanza y de consuelo. En medio de las pruebas de la vida y de las contradicciones que experimentamos en nuestro interior y alrededor, María, Madre del Amor Hermoso, nos dice que la Gracia es más grande que el pecado, que la misericordia de Dios es más potente que el mal y sabe transformarlo en bien”, dijo.

El 8 de diciembre se recuerda la Inmaculada Concepción de María que, según la tradición católica, significa que fue concebida en el seno de su madre, Ana, sin el pecado original, fruto de una relación entre ésta y Joaquín, los nombres tradicionales con los cuales se reconoce a los padres de la Virgen.

Esta festividad se celebró por primera vez en España en el año 1644, pero fue declarada como día festivo en 1854 por el Papa Pío IX.

En Argentina, como país católico, se proclamó a esta festividad feriado nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *