El Presidente con Luis Caputo

El Presidente con Luis Caputo

Siguen sumándose escándalos relacionados con la más alta dirigencia de Cambiemos oen torno al dinero oculto en paraísos fiscales. La última noticia del hashtag #ParadisePapers lo tiene como protagonista al poderoso ministro de Finanzas del país, Luis Caputo, quien al asumir como funcionario ocultó que fue accionista de offshore que manejaban cientos de millones de dólares en paraísos fiscales.

Al menos así lo revelan documentos oficiales de la Securities and Exchange Commision (Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos).

El funcionario fue, entre agosto de 2009 y julio de 2015, el principal accionista de la sociedad Princess International Group, radicada en Islas Caimán, uno de los lugares favoritos de los lavadores de dinero de todo el mundo.

Según reveló el diario Perfil en conjunto con el equipo argentino de Paradise Papers, Caputo era poseedor de más del 75% de las acciones pero omitió incluir la información en sus declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción manejada por la ultraoficialista Laura Alonso.

No conforme con eso, Caputo (primo hermano de Nicolás, el “amigo del alma” de Mauricio Macri) volvió a ocultar la información en 2016, cuando debió informar su patrimonio correspondiente al inicio de 2015, lo cual es un delito y podría ser penado con hasta dos años de cárcel.

A través de Princess International Group, el ministro era dueño de entre el 50% y el 74% de otra offshore: Affinis Partners II, también radicada en Islas Caimán y a su vez dueña de Noctua, gerenciadora de fondos de inversión radicada en Delaware y Miami. La red del lavado es interminable.

La evidencia de las mentiras y ocultamientos de Luis Caputo se agravan con el hecho de que, además, el funcionario negó su pertenencia al multigrupo empresario cuando fue consultado al respecto por el equipo argentino de Paradise Papers. El viernes último Caputo volvió a negar lo que fue informado incluso ante el gobierno de los Estados Unidos.

Hasta seis meses antes de asumir en el gabinete de Macri, en diciembre de 2015, Caputo tenía un rol central, como accionista y administrador de estas inversiones secretas, que incluyeron bonos de la deuda argentina en default. Luego, en 2016, Caputo estuvo a cargo de la negociación con los fondos buitre que reclamaban el pago de los bonos de la deuda argentina en default.

Además, Caputo es actualmente el representante de la Argentina ante el G20, grupo de países que ahora se proponen reducir los paraísos fiscales y transparentar el sistema financiero internacional, tras los escándalos desatados por Panamá Papers y Paradise Papers, puntualiza Perfil.