Una familia entera es buscada intensamente desde el pasado sábado cuando volvían a Buenos Aires desde Misiones. El último contacto ocurrió ese mediodía y no volvieron a saber de ellos. “Estaban en constante comunicación, somos una familia muy unida. En los lugares en que podían estar, no están. Estamos desesperados”, indicó Antonella Jolliman, sobrina del matrimonio desaparecido, en diálogo con cronica.com.ar.

La familia viajaba a bordo de una camioneta Ford Ecosport color negra, con una rueda de auxilio detrás, patente FRX 105, detalló la sobrina a cronica.com.ar, al tiempo que señaló que la última información que consiguieron del trayecto de los Decheff es una foto que la mayor subió a sus estados de WhatsApp a las 9.17, en una estación de servicio.

A partir de las 11, los teléfonos celulares de la madre y su hija del medio daban apagados; mientras que la más grande sonaba pero no volvió a contestar.

Hasta ese momento, las vacaciones fueron geniales. Ninguna tuvimos sospecha de nada. Mi prima es una persona que vive con el celular encima. Estaban en constante comunicación, somos una familia muy unida. En los lugares en que podían estar, no están. Estamos desesperados”, afirmó Jolliman.

Tras esperar 24 horas, los parientes acudieron a la policía y Gendarmería para radicar la denuncia por averiguación de paradero. “No la quisieron tomar porque dijeron que tenemos que ir hacerla desde el último lugar donde ellos estuvieron”, explicó.