Mueren cinco ancianos en Francia después de vacunarse con Pfizer

Se trata de personas ‘ancianas o muy ancianas con comorbilidades’ y desde el gobierno que encabeza Emmanuel Macron aseguraron que no hay un ví­nculo entre el fallecimiento y la vacuna.

Se trata de personas «ancianas o muy ancianas con comorbilidades» y desde el gobierno que encabeza Emmanuel Macron aseguraron que no hay un ví­nculo entre el fallecimiento y la vacuna.

En Noruega habí­an muerto otras 33 personas tras aplicarse el antí­doto desarrollado por Pfizer y a pesar de que en principio se informó que habí­an tenido efectos adversos tras vacunarse, el gobierno salió a explicar que «es difí­cil probar que la vacuna es la causa directa» de los fallecimientos.

Desde el ministerio de Salud francés dijeron que a nivel nacional se habí­an registrado «139 casos de efectos secundarios adversos y cinco muertes en los centros regionales de farmacovigilancia» tras aplicar desde el 27 de diciembre casi medio millón de dosis de la vacuna de Pfizer, según publicó Le Figaro.

La agencia francesa de medicamentos y productos de la salud emitió un comunicado donde aseguran que a medida que se desarrolla la campaña de vacunación en geriátricos suben las posibilidades de que se produzcan fallecimientos «aún en ausencia de efectos secundarios de la vacuna».

Como publicó LPO, en Los Angeles decidieron retirar de circulación un lote de 330000 vacunas de moderna luego de que se conocieran menos de 10 casos de una respuesta alérgica grave.

El lunes Noruega actualizó a 33 la cifra de personas de 75 años o más que fallecieron tras ser vacunados, diez más de las informadas hasta la semana pasada. El organismo, citado por la agencia Bloomberg, indicó que todas tení­an enfermedades previas.

«No podemos decir que la gente muera por la vacuna. Podemos decir que puede ser una coincidencia. Es difí­cil probar que la vacuna es la causa directa», dijo el director médico de la agencia noruega, Steinar Madsen. «No estamos alarmados», agregó.

«Claramente, el Covid-19 es mucho más peligroso para la mayorí­a de los pacientes que la vacunación», declaró Madsen, en un giro de las declaraciones de la semana pasada en las que recomendó a los «considerar cuidadosamente quién se ha de vacunar» y puso en duda que sea adecuado aplicaras a los pacientes más débiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.