Un hombre de 36 años de edad que estaba internado por haber ingerido hongos silvestres venenosos que recolectó en las sierras de Córdoba falleció este martes al mediodía en el Sanatorio Allende de la capital provincial.

Iván Tarasconi, oriundo de Río Cuarto, ingirió la especie Amanita Phalloides, hongo que le “produjo una insuficiencia hepática fulminante”, precisó el doctor Mario Sorbera del Sanatorio Allende.

El hombre de 36 años tuvo “una insuficiencia hepática fulminante”.

La víctima se encontraba internada con un panorama muy complicado desde el pasado viernes, aunque el consumo de hongos fue dos días antes, y este martes se informó de su deceso.

Sorbera alertó sobre la gravedad del consumo de Amanita Phalloides, que provoca una mortalidad “del 95% de los casos, de acuerdo a lo que dice la biografía, es uno de los hongos más venenosos que existen”.

Si bien genera un daño generalizado en el cuerpo, las toxinas de este hongo atacan de manera particular al hígado y eso causa la muerte, explicó a Canal 12 Carlos Urcelay, biólogo profesor de la UNC e investigador del CONICET especializado en hongos.

El hombre ingirió la especie Amanita Phalloides.

Urcelay aclaró además que el Amanita Phalloides es un hongo que solamente crece junto a los pinos y robles, ya que sus raíces se asocian, por eso, es común hallarlo en varios sectores de las sierras de Córdoba.

Por ello, buscan que lo ocurrido se difunda para alertar a otras personas a no realizar estas acciones, que son de sumo peligro, sin la supervisión de un experto que identifique cuáles hongos son comestibles y cuáles no.

La mortalidad del consumo de Amanita Phalloides alcanza el 95 por ciento de los casos.

El biólogo añadió que “el daño en el cuerpo depende de la cantidad de hongo consumida, pero que generalmente suelen ser consecuencias leves”. En este caso, al parecer el hombre consumió una cantidad considerable el pasado 22 de enero, lo que explicaba su complicado cuadro de salud.

La víctima se encontraba internada desde el 24 de enero en el Sanatorio Allende, donde fue trasladada desde Río Cuarto por problemas digestivos y abdominales, náuseas, vómitos y diarreas.