Naftas: termina el congelamiento y se vienen los aumentos

Esta noche vence el DNU que había fijado los precios en los surtidores. Se espera un incremento inmediato de las naftas y el gasoil. También se descongela el barril de petróleo.

Esta noche vence el Decreto 566 del Gobierno y quedará sin efecto el congelamiento de precios del petróleo y los combustibles. Desde temprano, se registran largas colas para cargar combustible en las estaciones de servicio de todo el país.

  • Se espera un nuevo aumento que llevará el litro de nafta súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires por encima los $50.

El incremento que registrarán los combustibles a partir de este jueves será de entre 5% y 6%, mientras que el primero de diciembre próximo se aplicará otro incremento en los surtidores. El nuevo ajuste será el segundo en 15 días, tras la suba de 5% permitida por el Gobierno nacional a principios de noviembre.

Durante la vigencia del Decreto 566, los combustibles se actualizaron en septiembre y noviembre, y acumularon un aumento cercano al 9%.

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, Gabriel Bornoroni sostuvo que si se termina el congelamiento podría mejorar el abastecimiento dado que por la medida electoral que había dispuesto el Gobierno las petroleras empezaron a aplicar cupos, lo que generó escasez en algunos lados.

Al mismo tiempo que se descongelan los precios de combustibles se destraba el valor local del crudo, que se fijó en torno a  US$ 50 el barril.

Este será uno de los primeros temas a atender por el nuevo gobierno de Alberto Fernández, ya que el grueso del descongelamiento podría impactar sobre su gestión. Las petroleras creen que deberá garantizar que los precios se regulen antes de que se congele en forma significativa la actividad en el megayacimiento no convencional de Vaca Muerta.

Gustavo Lopetegui, ministro de Energía de la Nación | Foto: NA

Técnicos estiman que el precio del barril en la Argentina está 13 dólares por debajo de la cotización internacional. Ese valor hace que sea inviable mantener un buen ritmo de trabajo en los yacimientos, dicen desde las petroleras.

Confían en que tanto el precio de los combustibles como el del barril que se comercializa en el mercado interno irán descongelándose en forma paralela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *