Un nene de 8 años fotografió “la luna sangrienta” el pasado 27 de julio y descubrió la figura de un ente que conmocionó a los vecinos del barrio de Rosario de Lerma, localidad cercana a la Ciudad de Salta.

Se trata de Juan, quien tomó con su celular dos fotos de la luna por arriba del terraplén de las vías del tren que corren paralelas a la calle Esteban Etcheverría. Luego, su padre vio las imágenes y descubrió algo increíble.

Además de la luna, se aprecia una silueta humana entre los árboles parado sobre una gruta que conmemora a un joven de 19 años difunto. Para llegar a ese altar de recuerdo póstumo, se debe cruzar un zanjón, ancho y muy profundo.

El ente es delgado, con una campera oscura, y está suspendido sobre el zanjón. Solo un tronco conecta el borde con el otro del canal. El menor asegura que no había nadie al momento de tomar la imagen y cuando intentó compartir la foto al celular del padre, se borró.

Un joven confesó que se trata de su hermano fallecido y que el día de las fotos lo habían estado recordando en la gruta con varios amigos. También confirmó que no había nadie en ese lugar a las 7 de la tarde cuando el nene tomó la foto.

Por otro lado, la hermana del joven fallecido, aseguró que vio a su hermano “en varias ocasiones y vestido como sale en la fotografía”. Los vecinos también dijeron que en lugar suele verse la silueta de un joven caminando de un lugar a otro.

La imagen no pudo ser enviada por bluetooth porque se eliminaba sistemáticamente. De modo que la única forma fue captar la pantalla del celular.

Los investigadores afirmaron que no existe relación alguna entre el nene y la familia del joven fallecido. El padre del menor, declaró: “Mi hijo se impresionó cuando la fotografía desapareció”.

El fantasma

La silueta del joven fallecido.