Nicolás Popon: “Queremos ser un modelo de gestión deportiva”

Tiene 38 años y sin dudas es uno de los más activos y destacados dirigentes de edad intermedia del deporte mendocino en todas sus disciplinas.

Habló de todo, aunque afortunadamente quedaron cosas fuera de esta entrevista. Otro título de esta nota tranquilamente podría haber sido lo que nos dijo ni bien nos recibió en su oficina de la Federación de Básquet de la Provincia de Mendoza: “Estamos en un muy buen momento dirigencial”, al referirse de la ayuda y compromiso de todos los clubes que, según aseguró, le facilitan la administración del baloncesto de esta parte del país.

Es de destacar también el apoyo de Federico Chiapetta y toda la Subsecretaría de Mendoza en lo económico y del Centro de Prevención de la Salud y Medicina Deportiva.

El deporte recuperó en tiempos recientes a los clubes Social Las Heras, Honor y Patria y Juventud Mendocina. Unión Deportiva San José y Atenas de Guaymallén incorporaron el básquet femenino entre otros logros destacables.

Una hora de grabación y apuntes dieron como resultado este reporte:

¿Por qué sos presidente de la Federación de Básquet de la Provincia de Mendoza?

-Yo era el tesorero de la gestión de Ricardo Oyarce. Cuando él se va a trabajar en la Confederación Argentina (CABB), muchos dirigentes confiaron en la capacidad de un equipo de trabajo honesto y con ganas. Lo pensé mucho y me postulé, con el apoyo de buenos dirigentes de muchas instituciones. Es una época en la que hay que comprometerse y lo tomo con entusiasmo para sobrellevar el desafío.

Me lleva tiempo que le quito a mi profesión, pero como soy un apasionado de este deporte, la cosa funciona hasta el momento.

Una de las falencias que tiene o tenía el básquet de nuestro medio era el aplazamiento de partidos y la falta de cumplimiento de horarios. ¿Se mejoró en ese aspecto?

-Te diría que ese aspecto lo solucionamos en un 90 %, y ese es mérito de Enrique Tolcachier. Posiblemente yo exagero al referirme a su capacidad y sabiduría, pero Tolca tiene todo en su cabeza y no deja pasar detalles. Obviamente, hay fallas y errores, debido a que jugamos aproximadamente 200 partidos por semana en todas las categorías. Esto demanda un esfuerzo organizativo no solo de jugadores y árbitros sino también de dirigentes, seguridad, planilleros y demás integrantes de la estructura organizativa, siempre dentro de un régimen amateur o semiamateur.

¿En qué otro aspecto se mejoró?

-En el femenino, sin dudas. Queremos que el básquet de mujeres sea igual al de varones y por eso lo vamos a poner en valor y en el lugar que históricamente tuvo en Mendoza. Por eso, por ejemplo, las finales las jugamos en pisos de parquet. Hay mucho que mejorar, como por ejemplo difundir la actividad y rescatar chicas que por varios motivos no se arriman a los clubes.

Otro logro, sin dudas, es la Escuela de Formación. El trabajo de Carolina Sánchez y Alejandro Benito fue muy bueno. La evolución de las niñas más chicas y la sumatoria de jugadoras es fundamental.

Este año lo vamos a repetir y lo vamos a ampliar, siempre supervisadas por un cuerpo de kinesiólogos y nutricionistas. En 2021 trabajamos de junio a diciembre y este año arrancaremos en mayo y también hasta fin de año.

Los profesionales que iniciaron el apoyo médico son Santiago Elías en kinesiología; Julieta Sánchez como profesora de apoyo y la nutricionista Lorena Narpe. Quiero sumar como nutricionista a Natacha Pérez. Ojalá pueda cumplir con sus obligaciones, ella no solo es una gran y ejemplar deportista sino que además nutricionista. Queremos que los profesionales de todas las ramas afines al deporte se incorporen.

Somos la federación u asociación más adelantada en el sistema GES de la CABB. Todo se lo debemos a Daniel Quintana, que viene muy comprometido con ese tema. Se preocupa, enseña y difunde todo lo referido a este programa informático.

Tenemos fichaje de jugadores, registro de árbitros y oficiales de mesa al día. No es poco. Mantener lo administrativo en lo competitivo al día habla de un aspecto positivo.

Ocultar los malos comportamientos de los aficionados y simpatizantes en los partidos, sobre todo definitorios, sería como se dice en criollo “ocultar la mugre debajo de la alfombra.

Hubo interrupciones de partidos, al igual que otros años, pero afortunadamente sin llegar a la suspensión de los encuentros. Queremos ser un modelo de gestión deportiva.

¿Cómo encarará este desagradable aspecto desde tu gestión?

-El deporte en general, y el básquet no escapa a la realidad social, para nada somos una isla. Todos tenemos problemas, los que lamentablemente no somos capaces de dejar en casa o en la puerta del gimnasio donde se juega. En los partidos finales entre Petroleros YPF ante San José y en el Polimeni entre Atenas y San José se complicaron las cosas, pero con capacidad y buena voluntad de todos, pudimos continuar sin medidas extremas de suspensiones y sanciones.

Desde lo dirigencial y volvemos a destacar la labor de la Escuela de Formación, hicimos charlas con los padres. Es cultural y debemos, como sociedad, entender que en un partido, del deporte que sea, no se va la vida de nadie.

Lo que duele, me refiero a lo económico, es tener que gastar recursos económicos en seguridad, ya sea policial o privada. Esa plata podría ser destinada a elementos deportivos o capacitación, pero es necesario e imprescindible asegurar y prevenir malas conductas.

Hablemos de las selecciones. ¿Cómo se prepara el año en lo referente a campeonatos argentinos?

-No habrá campeonatos nacionales. Lamentablemente, la Confederación Argentina, desconocemos el motivo, nos dice que casi con seguridad no habrá campeonatos argentinos de ninguna categoría.

Tenemos estructurada un área de selecciones que gestiona junto a los entrenadores todo lo necesario en logística, más allá de lo deportivo. La prueba de ello fue el logro femenino de los Binacionales 2021 de San Luis. Pero, al no haber competencia contra las otras federaciones, esperamos el desenlace de los acontecimientos.

¿Cuál es tu sueño o el gran objetivo a cumplir?

-Tenemos que meter un equipo en la Liga Nacional. Tenemos poder económico y materia prima. Hoy existe la gran posibilidad de contar con jugadores locales. Solo falta el apoyo empresarial, que algún o algunos dirigentes, además de ganarle a su tradicional adversario, se propongan una proyección nacional. Las Heras Básquet en femenino fue una clara muestra de ello hace pocos años.

Sería hermoso que en varones y mujeres haya liga nacional cada semana. Estamos en pleno trabajo para lograrlo. No te quiero adelantar nada, para no crear falsas expectativas.

Respetamos su pedido y cuando la bola pica en el medio de la cancha, los que entendemos el juego sabemos que posiblemente haya buenas noticias que darán fundamento a una nueva entrevista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *