La mujer habló en exclusivo con Crónica TV. (Captura)

Una joven denunció a Crónica TV que perdió a sus dos bebés porque una médica de una clínica regional de General Pico, provincia de La Pampa, se negó a atenderla porque, aunque la obra social de la víctima estaba en vigencia, la profesional aseguraba que no era así.

La víctima relató que el 28 de febrero rompió bolsa y que aunque “su hijo estaba por nacer”, la profesional no la quiso atender porque su obra social estaba “cortada”. Además, destacó que su cobertura médica seguía en vigencia.

La médica le pidió 14 mil pesos para poder asistir el parto y como la embarazada manifestó no tener dinero, la derivó a otro hospital. Antes de que la víctima se suba a la ambulancia, la profesional le dio tres inyecciones y le cruzó las piernas para posponer el nacimiento, según contó la afectada.

Lo único que me dijo es que me haga cargo de la cagada que me mandé”

Compartir

“Nunca me revisó. Lo único que me dijo es que me haga cargo de la cagada que me mandé. Luego, llamó por teléfono y dijo: ‘Traigan una ambulancia porque se me mueren los tres acá'”, contó Conie Arias.

Cuando la mujer llegó al hospital, dio a luz a su primer hijo en forma natural. El segundo, nació muerto por cesárea. Cuando la flamante madre quiso conocer al pequeño que se salvó, la criatura falleció en sus brazos.

“Esperé cuatro años para quedar embarazada, fui al hospital y volví sin nada. Todo fue porque esa doctora no me quiso atender. Quiero Justicia, basta de matar bebés”, reclamó.