Mauricio Macri dio un breve pero contundente discurso en el marco de la reunión anual de la Asociación Empresaria Argentina realizada en el Hotel Sheraton. Allí, con las cabezas de las principales corporaciones el presidente aludió al escándalo de los cuadernos que como resultado, obtuvo una catarata de confesiones sobre pago de coimas por parte deempresarios para realizar obra pública.

“No tengo pensado hipotecar mi gobierno ni el futuro de los argentinos para defender a nadie que actúe fuera de la ley, y quiero ser claro en esto: si alguno de ustedes se encuentra con un pedido indebido, acá tienen un Presidente al cual acudir”, advirtió el mandatario en la reunión por el Día del Empresario Nacional aludiendo por elevación a su primo, Angelo Calcaterra, uno de los arrepentidos.

Entre los invitados, estuvieron Sebastián Bagó (Bagó), Federico Braun (La Anónima), Alejandro Bulgheroni (PAE), Enrique Cristofani (Santander Rio), Marcos Galperin (Mercado Libre), Alberto Grimoldi (Grimoldi) y David Lacroze (Grupo Lacroze), entre otros.

En la mesa de oradores, se ubicaron Rocca (Techint), Magnetto (Clarín), Pagani(Arcor), González Fraga (al frente del Banco Nación) y José Cartellone (dueño de una constructora), según consigna Alejandro Bercovich en su Twiiter.