Según los voceros, al cuerpo lo encontró su esposo, un hombre de 82 años quien comenzó a llamar a la mujer al despertarse de la siesta.

“Cuando se levantó empezó a llamarla y al notar que no le respondía, comenzó a buscarla y la encontró flotando en la pileta”, dijeron las fuentes.

El hombre pidió ayuda a los vecinos, que le practicaron RCP a su mujer y llamaron al 911.

Al llegar al lugar, los médicos continuaron con las prácticas de RCP e intentaron resucitarla, pero no pudieron lograr que reaccionara.

La causa quedó caratulada como “averiguación causales de muerte”, a cargo del fiscal de turno en la UFI 12, Alejandro Marchet, aunque los primeros indicios apuntan a que la muerte se debió a problemas de salud que padecía la mujer.