Un nene se quedó dormido en un colectivo de la línea 725, en La Plata, y cuando se despertó se dio cuenta de que sus papás ya no estaban. “Estábamos en 7 y 50 y subimos al micro con mi pareja. Vimos a un nene durmiendo y personas sentadas a su lado. Creímos que estaba con ellos, pero en un momento el chico se despertó y empezó a mirar para todos lados, desconsolado”, dijo Daniela al portal 0221.com.ar.

El chico empezó a llorar, mientras los pasajeros intentaban saber de dónde era. El nenellegó a decir que vivía en Capital y no mucho más. Una publicación de una vecina platense logró que el nene se reencontrara con su familia. En diciembre del año pasado, en Lomas de Zamora, ocurrió algo similar cuando un matrimonio se olvidó a su hijo de cuatro años en un colectivo.

En esa oportunidad un chofer de la línea 543 letra C vivió una situación bastante particular. Un matrimonio que había subido al colectivo con siete nenes, se olvidó a un hijo dormido en uno de los asientos. La pareja bajó junto a seis hijos antes de la estación de Lomas de Zamora.

Cuando el chofer de apellido Escobar terminó su recorrido en la estación ferroviaria, notó que todos los pasajeros habían bajado pero un pequeño niño permanecía dormido en una de las butacas. Sorprendido, el colectivero esperó un rato a que lleguen otros ómnibus de la línea para ver si los padres estaban a bordo.

Como la pareja no apareció, el chofer llevó al menor de cuatro años a la comisaría primera de Lomas de Zamora, donde se pudo reencontrar con su padre.