Optimismo de empresarios por el futuro minero y energético de Mendoza

Tras la aprobación de Impacto Ambiental de Hierro Indio, proveedores y empresarios ligados al sector se preparan para estar a la altura de las circunstancias que exigen los desarrollos futuros

imagen

Laureano Manzo (en el extremo derecho) detalló las acciones de la UIM para lograr la inserción de las pymes.

En la semana que terminó, y por primera vez en 12 años, es ley un proyecto de exploración minera en la provincia de Mendoza. Se trata, por supuesto, de Hierro Indio, la prospección donde hace ya mucho tiempo funcionó un yacimiento del mineral, y se ha presentado una nueva declaración de Impacto Ambiental, que, tras un pormenorizado estudio, logró superar los requerimientos que impone la Ley 7722, de cuidado del agua.

Para el sector ligado a esta industria fue un gran aliciente, en vista de las posibilidades de que empresas y pymes mendocinas tengan activa participación como proveedoras de bienes y servicios.

Desde el Clúster energético minero, Laureano Manso dialogó con CNN Radio Mendoza y trazó un primer balance: “Es una muestra de la política que ha podido abordar el tema desde la objetividad, y de la necesidad que plantea un sector muy amplio de la sociedad mendocina, hacia la posibilidad de trabajo que pueden dar los temas mineros con esta mirada”.

“Ha llegado a la Legislatura y se ha tomado con mucha responsabilidad –resaltó el empresario- y creemos que hay mucho interés también de la política. Una clara demostración es que el gobernador electo lo manifestó abiertamente y tiene un porcentual importante de sus votos con esto como eje de desarrollo económico de la provincia”.

Para Manso, lo importante “es que se puedan abordar los temas desde un punto de vista serio, sin mitos o ideologías; estamos muy contentos, es un paso importante. Para los ciudadanos es un proyecto sumamente chico, es una exploración, pero alcanza para demostrarle a todos que se pueden hacer las cosas con seriedad”.

También quedaron claros los requerimientos del sector productivo hacia la política, cuando señaló que “si hay un proyecto que necesita presentar una declaración de impacto ambiental, y le falta algo, cualquier cosa técnica, la pregunta que nos hacemos desde lo privado es si desde la política están solo para juzgar si está bien o está mal, o para colaborar y ayudar para que los proyectos salgan, para brindar trabajo. La colaboración también ha cambiado, porque existe la voluntad de ayudar, y ese cambio es importante verlo”.

Un proceso distinto

Lo que se aclara también es que en el tema estudiado no se trabaja con metales pesados o agua. Justamente el hierro se trabaja por magnetita, se muele la roca y con un imán se saca, es un proceso que no requiere de la lixiviación para extraer el material y se puede hacer con la legislación vigente.

“Más allá de lo puntual de este proyecto minero, hay que analizar con la misma seriedad y objetividad que se analizó, revisar la ley 7722. Para saber con esta misma mirada, que va a permitir desarrollar un ala de la economía de la provincia, ampliar la matriz y sinergiar las demás actividades, tenemos que tratarla con la misma responsabilidad. En casos anteriores no había esa voluntad de explorar los temas seriamente, pero hoy la hay”, agregó el dirigente empresario.

Hay algunos proyectos presentados que tienen estado parlamentario, y esperan que se puedan sentar a hablar del tema con objetividad, consultando a los técnicos, viendo cuáles son los estándares internacionales, para, según sus propias palabras, “que se pueda elevar la vara y trabajar como se hace en los países serios. Hoy la discusión está, más o menos expuesta, pero está”.

Rol del empresariado mendocino

Desde las cámaras que trabajan en temas vinculados al rubro, como la UIM, un eje central es el desarrollo de un empresariado capaz de estar a la altura de los requerimientos actuales en las materias que nos atañen, minería y energía. Hay convenios vigentes con el Gobierno y con el IDITS, pensados específicamente para el desarrollo de los proveedores locales.

Sabemos que hay que empezar a generar un camino para que la gente que trabaja en Mendoza se empiece a poner a la altura de las circunstancias. El proyecto que tomamos como insignia para que el proveedor empiece su carrera, es Portezuelo del Viento. Un proyecto de esa magnitud se asemeja, en lo que es provisión de bienes y servicios, a lo que puede ser la minería en un futuro o el petróleo”, resaltó Manso.

Y agregó que han desarrollado “un eje de trabajo para hacer que las empresas mendocinas empiecen a insertarse en la cadena de valor. Eso significa estar con las normas internacionales, las ISO o la IRAM, en sus diferentes versiones, y también con las necesidades de financiación. Lo vemos con mirada optimistas, generan una expectativa muy interesante”.

El dirigente de la UIM aclaró que entienden que “no todos estarán disponibles para un trabajo de un requerimiento profundo, pero sí para empezar en los diferentes anillos, insertarse e ir participando poco a poco, para que el proveedor mendocino tenga en sus manos el trabajo de los recursos de la provincia”.

Y finalmente convocó a sus pares, destacando que “si una empresa necesita tal o cual norma, que vengan que les vamos a ayudar, porque las pymes mendocinas pueden ser la principal fuente de generación de empleo, pero es a través de estos emprendimientos. Esa empresa que consigue un buen contrato, y entre las cámaras y el Gobierno ayudan para que se ponga a tono con esa demanda, esa pyme empieza a tomar gente, a capacitar, y es un proceso en el que estamos muy enfocados”.

Fuente: El Ciudadano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *