Foto Gustavo Pantano

Foto Gustavo Pantano
La Cámara Federal de Casación Penal le concedió la excarcelación de uno de los detenidos durante la cacería realizada por parte de las fuerzas policiales conducidas por la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, el 14 de diciembre pasado, frente al Congreso Nacional, cuando se trataba la reforma previsional.
Se trata de Pablo Giusto, quien fue detenido cuando fue a una comisaría a preguntar por el paradero de un compañero. El juez Claudio Bonadio y la Cámara Federal porteña dijeron que su detención fue por agredir a un policía.
La Sala II de la Casación revocó por unanimidad esa decisión de la Cámara Federal que le había hecho caso a lo dicho por Bonadio. Ahora, al dar lugar a lo dicho por la defensa de Giusto, le puso fin a su prisión preventiva.
“La libertad personal sólo podrá ser restringida en los límites absolutamente indispensables para asegurar el descubrimiento de la verdad y la aplicación de la ley”, sostuvo el fallo.
“Las circunstancias de que Giusto se encuentre debidamente identificado, se haya constatado su domicilio y no posea antecedentes penales”, agregó. Se calificó como “arbitraria” la resolución de los jueces de la Cámara Federal.
“El órgano jurisdiccional no estaba autorizado a rechazar la excarcelación, toda vez que el fiscal había solicitado que se haga lugar a tal pedido, lo cual lesiona la garantía de imparcialidad del juzgador, por afectación del principio acusatorio”, agregó.
Con la liberación de Giusto solo quedarán detenidos los procesados Diego Alejandro Parodi y José María Carrizo.