Pablo Lacoste presentó «Guaymallén y el Origen del Espumante Argentino»

El libro recorre la historia referenciando la esencia del vino a nivel local. Hubo música en vivo

En la Capital del Espumante, su tierra natal, Pablo Lacoste presentó un nuevo libro vinculado a la vitivinicultura argentina. Dos detalles por fuera de la casualidad: él mismo descubrió que en 1902, donde funciona la bodega Santa Ana, nació el primer espumante del país gracias al inmigrante alemán Carlos Kalless. En ese terreno de Buena Nueva se montó una PyME, posteriormente adquirida por el italiano Luigi Tirasso, para innovar un producto internacional. 

«Asociar un nombre, la historia de la vitivinicultura y la historia de nuestros espumantes es muy importante para saber cuál fue nuestro origen y para prefigurar nuestro destino», afirmó el intendente Marcelino Iglesias, que abrió con la palabra el encuentro en la sala Tito Francia del Espacio Cultural Julio Le Parc. Y agregó: «Aspiro a que el debate se de como se está dando y que, por lo menos, se considere la idea del «espumante Guaymallén» como denominación de origen. Porque hay algo que es innegable: hay otros departamentos que producen más espumantes que nosotros pero, desde 1902, Guaymallén viene produciendo ininterrumpidamente buenos espumantes y hoy tenemos 15 establecimientos que siguen elaborándolos».

Seguidamente, Pablo compartió un resumen de la obra y de sus tópicos principales: el agua, el riego, la agricultura, el legado de los pueblos originarios, el despertar de la vitivinicultura en Mendoza, el surgimiento de la bodega Santa Ana, los primeros espumantes, su publicidad en la década del 20′ con el art nouveau reflejado en la revista Caras y Caretas, la batalla por la identidad, el debate sobre la denominación de origen y un sólido análisis local, en el que justamente busca resignificar el valor del espumante de Guaymallén analizando no sólo su valor cultural sino también su proceso de producción. Para él, el libro es una reflexión crítica y utópica, que presenta como interrogante si el vino es un producto comercial reservado a las grandes marcas y empresas multinacionales o es un patrimonio sociocultural íntimamente ligado a una zona geográfica, a su gente y su cultura. Entonces plantea que estas dos nociones contrapuestas no tienen una respuesta correcta absoluta sino que dependen del conocimiento de distintas disciplinas, del análisis histórico de los procesos que dieron nacimiento a la bebida y de los factores económicos que formaron parte de su creación.

Hacia el final de la presentación, el autor del prólogo Esteban Tablón interrogó a Lacoste sobre algunos aspectos vinculados a la entrega. Entre pregunta y respuesta, juntos recorrieron los puntos más sobresalientes de «Guaymallén y el Origen del Espumante Argentino» y también de su vasta labor como historiador.

Como cierre, la música se sumó a las letras al ritmo de Strapattango. La agrupación integrada por Érica Ritman (voz), Rubén Ripamonti (contrabajo), Cristian Benavides (bandoneón) y Hugo Budini (guitarra, arreglos y dirección musical) interpretó clásicos del género.

Sobre el autor

Pablo Lacoste, nacido en Villa Nueva y reconocido a nivel internacional, es doctor en Historia por la Universidad de Buenos Aires y doctor en Estudios Americanos por la Universidad Nacional de Chile, con especialidad en Estudios Internacionales. Se desempeña como director de la Revista Iberoamericana de Viticultura, Agroindustria y Ruralidad (RIVAR) y como titular del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile. Ha dedicado cuarenta años al estudio del patrimonio vitivinícola de América Latina en general y de Mendoza en particular, considerando sus aspectos políticos, sociales, económicos y culturales. Esto a partir de documentos originales inéditos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV); de archivos históricos y de hemerotecas de Mendoza, San Juan, Buenos Aires y Santiago de Chile.

Sus primeros libros sobre el tema fueron «Hegemonía y poder en el Oeste argentino» (1989) y «La generación del 80 en Mendoza» (1993). También, es autor de «El vino del inmigrante» (2003), «La mujer y el vino» (2008), «Vinos de capa y espada» (2013) y «La Vid y el Vino en el Cono Sur» (2019), galardonado por la Organización Internacional de la Vid y el Vino (OIV).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *