El secretario adjunto de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, Pablo Moyano, se refirió en duros términos a los sectores del sindicalismo que decidieron no acompañar a la marcha opositora contra las polícas de ajuste del Gobierno de Mauricio Macri y afirmó que hoy “más que nunca” cree que “son unos cagones”.

“Más que nunca pienso que son unos cagones quienes no van a la marcha”,afirmó en una entrevista por Radio Rivadavia.

Además, expresó que “es increíble como el Gobierno trató de descalificarla y desprestigiar a la marcha de hoy”, se quejó el dirigente, a la vez que vaticinó que la movilización “va a ser impresionante”, al tiempo que aseguró que su hermano Facundo también se sumará a la protesta de esta tarde “con cerca de tres mil trabajadores de peajes”.

Tras afirmar que “la CGT está prácticamente partida”, comentó que “el papa Francisco apoya la unidad de sectores que están siendo atacados por este modelo” y mencionó que estuvo “tres veces a solas” con el pontífice argentino, a quien observó “preocupado”.

En tanto, el secretario adjunto de la Federación de Camioneros reclamó una mesa de diálogo con el gobierno nacional, pero pidió que “no sea sólo para la foto” y reclamó que “deje la soberbia” de lado.

Por último, Pablo Moyano consideró que las causas judiciales en su contra y de su padre (Hugo Moyano) “son todas mediáticas, y no hay nada” para investigar, y apuntó jocosamente que “en Independiente lo único que lavábamos eran los baños que los dejaron todos sucios”.