“Estás limitado por las paredes que tu mismo levantaste”, “Con fe se logra el mejor camino”, “Con fe lograrás tus sueños”, son algunas de las publicaciones que Ponte, representante de futbolistas de 58 años, subió a su cuenta de Instagram donde tiene 1.136 seguidores.

En su foto de perfil, donde se hacía llamar “Tito, Rey de Reyes”, se lo ve abrazado al goleador de River Ignacio Scocco, aunque debajo dice “Sí, soy de Boca pero qué jugador de puta madre es Nachito”.

En su biografía, el hombre se presenta como “manager deportivo”.

En el álbum virtual de su cuenta hay fotos con familiares (en un bar, en un restaurante, en el teatro), su  mujer y su hija con el epígrafe “Mis dos amores” o junto a sus amigos con el título “tres soñadores aventureros de la vida”. 

El último post, del 11 de abril, era la foto de un colibrí junto a la frase “yo quiero, yo puedo, yo soy capaz”.

En su cuenta de Facebook, Soccer Futbol S.A se presenta como “Oferta y demanda de jugadores, entrenadores, equipos de Fútbol, etc, dividido por comunidades autónomas. Argentina, Brasil, Paraguay, Colombia, Perú, Chile”.

La página tiene una única opinión, de “Alberto Ponte” (él mismo) que dice: “Profesionales del Fútbol que se dedican como tales a la Mejor representación de los Jugadores a Nivel Mundial”.

Allí el 16 de febrero pasado publicó una serie de fotos de jóvenes entrenando y el epígrafe: “Para las Escuelas de Fútbol del Interior del País que quieran probar con Clubes de Buenos Aires !! Todas las comodidades y todos los contactos de Pruebas !!”

Y el 4 de enero subió una selfie en la que dice “estoy aquí por negocios y placer en Nueva York, si algún jugador de fútbol quiere hablar estoy disponible solo enviar wassap!!”.

Amadeo está acusado por el delito de grooming, es decir el acoso virtual a menores. De acuerdo a lo que explicó el Procurador General de Buenos Aires, el hombre contactaba a los chicos utilizando las redes sociales.