Una mujer apareció en cámara, abrazó a Ashley Sears y le dio un beso en el cachete. Desde el piso, sus compañeros estallaron de risa. Sin embargo, la cronista confesó que quedó temblando y se sintió avergonzada, pero intentó lucir lo más profesional posible. “Mucha gente estuvo bebiendo todo el día evidentemente”, lanzó en vivo.

Su compañera que estaba en el piso no podía hablar del ataque de risa que le agarró, mientras que el otro conductor trató de controlarse, pero terminó riendo también.

“Nada bueno pasa después de beber durante 8 horas. No seas esta persona”, disparó Sears horas después. “Me invitó a tomar un trago, estaba muy ebria”, detalló.

“Los reporteros no deberíamos lidiar con gente que nos bese durante una transmisión en vivo”, aseguró un colega en Twitter.

Crónica VIRALES@CronicaVirales

Periodista fue acosada en vivo por una mujer