Persiguió y chocó a dos motochorros que le habían robado

El hecho ocurrió en el barrio porteño de San Telmo. Momentos antes, uno de los delincuentes le rompió el vidrio del auto para asaltarlo. Tres transeúntes retuvieron a los ladrones hasta que llegó la policía.

Tres transeúntes retuvieron a los delincuentes hasta que se acercó la policía (twitter).
Tres transeúntes retuvieron a los delincuentes hasta que se acercó la policía (twitter).

Un automovilista persiguió, embistió y detuvo, con la ayuda de unos transeúntes, a dos motochorros que momentos antes le habían roto el vidrio de su vehículo para robarle, en el barrio porteño de San Telmo.

El hecho ocurrió este lunes en avenida Ingeniero Huergo y Carlos Calvo, en la zona cercana a la obra del Paseo del Bajo, en jurisdicción de la comisaría vecinal 1-E de la Policía de la Ciudad. 

Fuentes policiales informaron que efectivos de esa seccional realizaban tareas de prevención cuando vieron que en la mencionada esquina, un transeúnte les hizo ademanes para que se acercasen.

Al llegar al lugar, el personal se encontró con dos hombres tirados en la vereda que estaban siendo demorados por otros tres.

Así quedó el auto tras la persecución y el choque (Twitter).


Según el testimonio de un conductor, los retenidos eran delincuentes, uno de los cuales le había roto de un golpe el vidrio trasero de su auto para sustraerle elementos de valor.

Tras ello, el asaltante huyó a la carrera hasta una moto que le servía de apoyo y que era conducida por su cómplice.

Sin embargo, la víctima persiguió a sus atacantes hasta que los chocó de atrás, tras lo cual el conductor perdió el control de la moto y ambos cayeron sobre la vereda. 

En ese momento, dos transeúntes que pasaban por el lugar y vieron lo ocurrido les interrumpieron el paso para que no pudiesen escapar.

Agentes de la Policía de la Ciudad arrestaron a los motochorros (Twitter).

Los delincuentes, mayores de edad y de nacionalidad colombiana, fueron requisados por la Policía y quedaron a disposición del juzgado en turno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *