Pietragalla Corti llamó a mantener viva la memoria de los 16 presos políticos fusilados

A 50 AÑOS DE LA MASACRE DE TRELEW

En el Centro por la Memoria que está en el antiguo aeropuerto de Trelew, el secretario de Derechos Humanos de la Nación expresó que hay que mantener presente el recuerdo de la masacre «por los que no están, por los familiares y por los exdetenidos que quedaron y tuvieron el coraje de ser una pieza fundamental al aporte y construcción de ese país sin impunidad».

Pietragala Corti durante los actos en la provincia de Chubut
Pietragala Corti, durante los actos en la provincia de Chubut.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, reivindicó este lunes  el rol de los expresos y familiares de víctimas de la llamada Masacre de Trelew, en el camino hacia la construcción de una Argentina «sin impunidad», al cumplirse 50 años de los asesinatos cometidos durante la dictadura de Alejandro Lanusse y encabezar el acto central en Chubut.

Pietragalla llamó a mantener viva la memoria de los 16 presos políticos fusilados luego de haber huido -en agosto de 1972- del penal 6 de la ciudad de Rawson y haber fracasado en su intento de escapar en un vuelo a Chile desde el aeropuerto de la localidad de Trelew.

«Tenemos la obligación de mantenerlos presentes. Por los que no están, por los familiares y por los exdetenidos que quedaron y tuvieron el coraje de ser una pieza fundamental al aporte y construcción de ese país sin impunidad», resaltó Pietragalla Corti en el Centro por la Memoria que funciona en el antiguo aeropuerto de Trelew, donde se realizó el acto.

El funcionario recordó que en la Unidad 6 de Rawson, además de haber albergado a 16 presos que tras intentar escapar fueron fusilados el 22 de agosto de 1972, también hubo detenidos que fueron «humillados y torturados».

El domingo, Pietragalla Corti encabezó otro acto en la provincia patagónica: fue señalizado el penal de Rawson como sitio de memoria del terrorismo de Estado.

«Siempre venir a Trelew nos mueve las vísceras, sabemos lo que sucedió en este lugar», indicó este lunes el secretario en declaraciones formuladas a Radio Nacional.

Puso en valor «las declaraciones» de cada uno de los expresos y familiares de víctimas de crímenes de lesa humanidad, en el camino para que la Argentina pueda «pararse ante el mundo» como un país que «no reniega del pasado» sino que le «pone el cuerpo».

«Un país que reivindica el pasado y se hace cargo de los errores y las dolencias que cometió nuestra historia con cada uno de nuestros compañeros y compañeras», completó Pietragalla.

Aquel horror

El 15 de agosto de 1972 se fugaron del penal de Rawson integrantes de las organizaciones armadas que luchaban contra la dictadura de Alejandro Lanusse.

En total, 19 guerrilleros fueron recapturados en la misma terminal aérea y una semana después, el 22 de agosto de ese año, fueron fusilados en la base naval Almirante Zar, en un crimen colectivo que se conoció como la Masacre de Trelew de la cual sobrevivieron tres militantes.

Sólo los conductores de las organizaciones lograron escapar del país en aquella fuga: Mario Roberto Santucho, Enrique Gorriarán Merlo y Domingo Menna (del PRT-ERP); y Marcos Osatinsky, Roberto Quieto (FAR) y Fernando Vaca Narvaja, de Montoneros. Junto con otros cuatro militantes lograron tomar un avión en el aeropuerto de Trelew, que los llevó a Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.