Un hombre falleció tras sufrir un accidente en avioneta luego de arrojar las cenizas de su padre en MassachusettsEstados Unidos.

El piloto Scott Landis, un oficial de la Guardia Nacional del Ejército, no pudo hacer nada para evitar la caída de su monomotor Aeronca 7 Champion en un lago local.

En el trágico accidente murió un Guardia Nacional del Ejército y quedó en grave estado su hermano.

En el mismo vuelo iba su hermano, quien sufrió heridas graves y múltiples fracturas.

Para sacar a ambos, los bomberos tuvieron que cortar la parte delantera de la aeronave.

Para intentar rescatar a los hermanos, tuvieron que cortar la parte delantera de la avioneta.

Landis era un experimentado piloto de helicópteros que se desempeñaba en Kosovo, pero se tomó licencia para volver a su país por la muerte de su padre.