A pocos días de cumplirse un nuevo aniversario del golpe de Estado cívico militar ocurrido en 1976, que dio inicio al genocidio más brutal que haya conocido la historia argentina contemporánea, Cecilia Pando, conocida defensora de militares y civiles represores fue contratada en una escuela primaria.

Impartirá clases en un 7º grado de una escuela privada de la Ciudad de Buenos Aires. La apologista del terrorismo de Estado será maestra entonces del Colegio Francesco Faà Di Bruno.
“Hace dos días comencé a trabajar en un colegio como maestra, feliz d volver al aula, a lo que más me gusta y poder ayudar en mi casa con los gastos.Ya los intolerantes de siempre están difundiendo q la “defensora de los genocidas”como ellos me llaman está trabajando, cómo si no tuviera derecho a trabajar por pensar distinto. Yo voy a enseñar, no voy al colegio a hacer política, no mezclo las cosas!!! Trabajo con chicos, no los adoctrino como hacen otras organizaciones!!!”, dijo Pando en su cuenta de Twitter.
Inmediatamente los usuarios le reprocharon su ideología a favor del golpismo militar y en defensa de los represores genocidas condenados por múltiples causas de lesa humanidad.

Hace dos días comencé a trabajar en un colegio como maestra, feliz d volver al aula, a lo que más me gusta y poder ayudar en mi casa con los gastos.Ya los intolerantes de siempre están difundiendo q la “defensora de los genocidas”como ellos me llaman está trabajando, cómo si no