Un policía de Tucumán denunció que otro miembro de la fuerza le ofreció un arma para que vaya a amenazar a la familia Facundo Ferreira, el chico de 12 años asesinado de un tiro en la nuca por un policía el 8 de marzo.

Facundo Ferreira

Facundo Ferreira

Según informa Página 12, la denuncia fue omitida por el juez subrogante Víctor Manuel Rougés, quien sin embargo liberó esta semana a los dos imputados por el asesinato. “Los changos tienen el quilombo y me pidieron que te diga que te van a dar un arma para que vayas a la casa de estas personas, los amenaces, hagas unos disparos y les digas que no se tienen que meter con la Policía”, publica el diario sobre el ofrecimiento que consta en el expediente.

En el caso están imputados los agentes de la Policía Motorizada 911 Nicolás González Montes de Oca y Mauro Díaz Cáceres. El efectivo que hizo la denuncia se encuentra en disponibilidad y se le acercaron en el trabajo que desempeña ahora como guardia de seguridad. Quien le habló fue un integrante del Comando Radioléctrico que le prometió favorecerlo en una caso que pesa en su contra.

“Van a hacer que me desvincules de la causa”, dijo el denunciante a  la fiscal Adriana Giannoni, quien  investiga el asesinato de Facundo el 29 de junio. Según informa el diario, el policía “hizo un pormenorizado relato del lugar, horario, momento y autor del ofrecimiento. Inclusive ofreció conseguir más pruebas para demostrar la veracidad de lo que ocurrió”.

Dijo que se le acercó un auto, del cual dio marca y patente, conducido por un policía que él conocía e identificó. También declaró que hizo la denuncia porque “estaba muy preocupado” por la respuesta que tendría que dar. “Si les llego a dar una respuesta negativa no sé qué pueden hacer” porque “la Policía, cuando te quiere hacer daño, te hace daño”, comentó.

“Es vergonzoso que un juez de subrogante, habiendo tomado conocimiento de que existía esta denuncia dentro del expediente, haya omitido considerarla y darle la libertad a los imputados sin haberlo fundado”, criticó Emilio Guagnini, de Abogados del NOA en Derechos Humanos (Andhes).

Antes Malvina, la tía de Facundo había denunciado a El Destape que efectivos del 911 tiraron al aire cuando caminaba por la calle junto a su madre, la abuela de Facundo: “Mi mamá ya no duerme en su casa, porque tiene miedo a la Policía y a los familiares de los policías involucrados en el crimen”.