Un efectivo está siendo investigado en Estados Unidos luego de ser identificado en un video sexual grabado adentro de un departamento policial de Arizona. Se trata del oficial Anthony Doran que  además posee un inquietante historial de actos indisciplinaros durante varios años de servicio.

El escándalo se desató cuando otro agente del condado de Pinal encontró un disco duro perteneciente a Doran, en el que encontró una grabación de cuatro minutos de abril del 2017. Ahí se muestra al policía con su uniforme y su insignia en compañía de una mujer pero sin pantalones ni ropa interior.

“Anthon está sentado en una silla de oficina y sobre él está una mujer adulta desnuda (que no es empleada de la Policía)”, dice el reporte de la investigación administrativa citado por The Arizona Republic, precisando que Doran realizó la grabación utilizando su cámara corporal que les otorga el destacamento.

El policía siguió examinando la unidad y encontró una carpeta nombrada “Fun times” (‘Momentos divertidos’) que contenían 36 gigabytes de pornografía, es decir 36 horas de video y más de 21.700 fotos que incluían imágenes del pene de Doran y la foto de su hija de 5 años desnuda.

La carpeta que contenía fotos de su hija desnuda.

Doran criticó que no le permitieron explicar la situación, que según él fue legal y ocurrió “fuera del horario laboral”. Sin embargo, terminó siendo despedido de inmediato del departamento policial de la ciudad de Superior. Si bien su caso fue remitido para una investigación penal, nunca se presentaron cargos.

En 2012 protagonizó un triple accidente cuando conducía su auto y pasó el semáforo en rojo provocando un fuerte impacto con otro auto en donde viajaba una mujer y su hijo de 10 años que sufrieron heridas graves.

Además, en 2013 Doran ya había sido suspendido y expulsado de un departamento policial del condado vecino de Pima por besar y “acariciar intensamente” a una mujer dentro de un patrullero. También, por enviar mensajes con fotografías explícitas en horas laborales.

El reciente video sexual fue hallado en el transcurso de una investigación no relacionada a él, sobre un caso por violación de derechos civiles, en el que el nombre de Doran también aparecía.

En esa denuncia, un residente local presentó una demanda alegando que Doran y otros tres oficiales lo golpearon y lo acusaron de cargos falsos.

El informe