Por graves incumplimientos de Pluspetrol, se lleva adelante un paro total en el yacimiento El Corcobo

El Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado, Químico y Energías Renovables de Cuyo y La Rioja lleva adelante desde las 20 del domingo un paro total en el yacimiento El Corcobo de Malargüe, por una serie de graves inclumplimientos de la operadora Pluspetrol S.A. La medida es por tiempo indeterminado.

Capitales que se escapan de la provincia

El gremio conducido por Julián Matamala denuncia un proceso sistemático de desinversión que viene desarrollando Pluspetrol y la baja de contratos con empresas locales proveedoras de servicios. Al no reconocer mayores costos, fuerzan a reducir el personal laboral sin la posibilidad de reemplazarlos, lo que impacta negativamente en la productividad, la seguridad, la estabilidad laboral y la capacidad de los servicios. «Esto amenaza directamente a la fuente de trabajo y no permitiremos el atropello de ningún trabajador petrolero jerárquico», sostuvo el líder gremial.

La empresa Pluspetrol también se niega a reconocer la existencia de una estructura salarial adecuada entre el personal propio de la operadora y sus supervisados, lo cual genera una disparidad injusta en los ingresos y afecta gravemente la equidad y la motivación laboral de nuestros representados, aseguran también desde el gremio petrolero.

Además el sindicato manifiesta que ante la insuficiencia de recursos para desarrollar tareas de supervisión por parte de la empresa, se vienen asignando tareas adicionales al personal sin la capacitación ni las habilidades correspondientes en la materia.

Esta práctica ha generado una sobrecarga de trabajo y ha llevado a que sus representados realicen polifunciones, es decir, tareas con responsabilidades para las cuales no están debidamente calificados, lo que afecta considerablemente la salud física, mental y aumenta los riesgos laborales, tanto para los trabajadores directamente involucrados como para sus compañeros.

A estos graves incumplimientos se suman la ausencia de personal de supervisión y técnicos de seguridad, lo que pone en riesgo la integridad y seguridad de los trabajadores. Y se agrega también la ausencia de mantenimiento en edificios habitacionales y oficinas de trabajo, que presentan deficiencias evidentes debido a la falta de inversión de Pluspetrol.

“Entendemos que es nuestra responsabilidad velar por la seguridad de los trabajadores. La decisión de Pluspetrol S.A. de ignorar los pedidos de este sindicato no solamente atenta contra la tan anhelada paz social, sino que también expone a los trabajadores a una sobre carga física y psíquica en tareas arriesgando su propia vida”, expuso Matamala al respecto.

Y sentenció: “En este escenario y sin tener respuesta alguna por parte de la operadora, pese a haber intentado crear ámbitos de negociación, realizamos esta medida de fuerza. Por el respeto a los trabajadores y su estabilidad laboral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *