Por infancias libres y felices: hablemos de autismo

Aprendí una señal que se utiliza para marcar el «no» en las personas autistas no verbales. Es una señal que a la vista no es punitiva. La practicamos, pocas veces, Maga la adoptó, y permite que su regulación sea mejor acompañada. La señal es un puente, entre mi hija y yo.

Busqué carpetas de Maga en su salita de cuatro. El tamaño de las manos pintadas como parte de una tarea, ha cambiado, y no es lo único. En los trazos que dibujó, hay un avance notable entre su infancia y la etapa actual, y no es el único avance, por suerte.

Este año, logra exteriorizar sus sentimientos e intereses, los momentos de felicidad y alegría se presentan a diario, y dentro de las herramientas que ella dispone para comunicarse, lo expresa de manera entendible, para cualquier persona que quiera tomarse el trabajo de observar, y comprender más allá de las palabras. Tener una certeza, es fundamental cuando nos relacionamos con personas que se encuentran dentro del espectro autista.

Es decir «es por acá», «vamos bien». Este año conoció a un amigo nuevo, en realidad ya lo conocía (no lo sabía) y fui notando que un día de la semana estaba más feliz, sonreía y saltaba, desde la mañana hasta que se acostaba… ¿Qué  pasó en su centro de vida? Y una vez que lo descubrí, empecé a anticiparle, al levantarse, que ese día vería a su nuevo amigo, permitiéndole bajar sus niveles de ansiedad y animandola a seguir creando vínculos por ella misma.

Durante varios años las psicólogas que evaluaron a Maga me explicaron que no era nada positivo el colecho, yo estaba de acuerdo, pero en mi casa, en nuestras rutinas, no estaba preparada todavía para dormir sola. Hace dos semanas ya lo está.

Con sus apoyos visuales, en su cama, con las explicaciones constantes: ya es de noche, Maga sí puede desvestirse, acostarse, dormirse. Con almohadones que le brindan una sensación de presión, seguridad y tranquilidad. Les quiero agradecer por la lectura.

Dejo  el espacio de notas sobre autismo en distintos diarios, con la confianza de que fue un aprendizaje, un ida y vuelta escribiendo, en fin, hablando de autismo.

Por mi hija, por sus hijos y por las personas que serán diagnosticadas, hablemos de autismo siempre, nunca dejemos de hablar de autismo. #HablemosdeAutismo #infanciaslibresyfelices #infanciasneurodivergentes #iinclusion 

Por : Noelia Leppez

3 comentarios en «Por infancias libres y felices: hablemos de autismo»

  • el 4 julio, 2023 a las 15:56
    Enlace permanente

    ¡Hola! Me llamo Laura y estoy encantada de saludarte.
    Quería escribirte porque me ha parecido interesante comentar contigo la posibilidad de que tu negocio aparezca cada mes en *periódicos digitales como noticia* para posicionar en los primeros lugares de internet, es decir, con artículos reales dentro del periódico que no se marcan como publicidad y que no se borran.
    La noticia es publicada por más de sesenta periódicos de gran autoridad para mejorar el *posicionamiento de tu web* y la reputación.

    ¿Podrías facilitarme un teléfono para ofrecerte *hasta dos meses gratuitos*?
    Gracias

    Respuesta
  • el 5 agosto, 2023 a las 13:07
    Enlace permanente

    ¡Hola! Me llamo Laura y estoy encantada de saludarte.
    Quería escribirte porque me ha parecido interesante comentar contigo la posibilidad de que tu negocio aparezca cada mes en *periódicos digitales como noticia* para posicionar en los primeros lugares de internet, es decir, con artículos reales dentro del periódico que no se marcan como publicidad y que no se borran.
    La noticia es publicada por más de sesenta periódicos de gran autoridad para mejorar el *posicionamiento de tu web* y la reputación.

    ¿Podrías facilitarme un teléfono para ofrecerte *hasta dos meses gratuitos*?
    Gracias

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *