¿Por qué los residentes y concurrentes se oponen a la nueva reglamentación?

Una de las profesionales que se presentó a la marcha detalló de qué manera la nueva reglamentación perjudica su trabajo. 

Marcha de los residentes en contra de la ley(Foto: Twitter @asamblea_caba)
Marcha de los residentes en contra de la ley | Foto: Twitter @asamblea_caba

Residentes y concurrentes se hicieron presentes esta tarde en la puerta de la Legislatura Porteña a raíz de la ley 2828, que impone la precarización del sector y atenta en contra de la salud pública.

Así lo entiende María Sol, médica residente de Psiquiatría del Hospital Ramos Mejía de CABA, quien afirma en diálogo con Filo.News que el proyecto fue totalmente inconsulto con especialistas y que “se plantean una pérdida sistemática de derechos de lxs residentes y concurrentes”.

Médicos, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales, terapistas ocupacionales, cuenta que los residentes son profesionales universitarios que mediante examen y posterior concurso público acceden a cargos en hospitales, es una formación teórica y práctica.

María Sol es residente del segundo año, y siente pasión por su trabajo. Por esa razón, fue hoy a la marcha: “Me gusta lo que hago y encuentro en la atención y asistencia de los pacientes que llegan al hospital todos los días, la fuerza y el reconocimiento que no nos llega de nuestros representantes”.

Marcha de los residentes | Foto: María Sol residente del hospital

¿Cuál es el argumento del Gobierno? Redactado de forma “express” por el Gobierno actual en dos reuniones de noviembre, la ley impulsada por el legislador de Vamos Juntos y presidente de la Comisión de Salud, José Luis Acevedo fue aprobada este jueves.Para la Ministra de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Ana María Bou Pérez, el objetivo “fue modernizar la normativa vigente y apuntamos a que los cambios sean para mejor”.

Por su parte, la directora general de Docencia, investigación y desarrollo profesional, Laura Yolanda Antonietti, argumenta: “Intenta propiciar y contar con un Sistema de Formación en el que prevalezca el aspecto pedagógico y enmarque adecuadamente la modalidad de adquisición de competencias a través de un programa ordenador, garantizando la calidad y las condiciones de formación de los profesionales”.

Marcha de los residentes | Foto: María Sol residente del hospital

Actualmente, según indica el sitio de la Legislatura, el sistema de formación abarca 35 sedes, un centenar de especialidades, 468 unidades de residencias, 534 jefes, 1440 concurrentes y 3152 residentes, con un enfoque centrado en las residencias y no en los programas de formación, ni en todas las “tensiones existentes o variedad de perfiles”.

“Son desactualizadas y poco integradas con la dinámica actual de la formación profesional (…) la nueva ley sistematiza derechos y obligaciones del profesional en formación: derecho a la remuneración, conocimiento del programa docente, instalaciones hospitalarias apropiadas para el descanso y estudio, comidas necesarias para el dia en el servicio, acceso a medio informáticos de calidad, derecho sindical, derecho de formación, percepción de estipendio por investigación, aguinaldo, etcétera”, indica.

¿De qué se trata la iniciativa y por qué se habla de “precarización”?

Marcha de los residentes | Foto: María Sol residente del hospital

Sin embargo, la medida modifica una normativa que data de la década de 1980 con respecto al trabajo de los residentes, y apela al desarrollo de su actividad profesional. Propone un aumento de las horas de trabajo, en el salario, licencias por maternidad o paternidad y sanciones.

“Habla de cumplimiento de 64 horas de trabajo semanales, no contempla el franco posguardia (conquista ganada hace pocos años y que no se cumple en todos los hospitales de manera efectiva como debería)”, comenta la profesional.

Luego, añade: “Deja de calcular nuestros sueldos en base a los sueldos de planta del hospital, no aclara cómo sería el nuevo régimen salarial, no nos reconoce como trabajadorxs de salud, no reconoce a las guardias como tales, sino que las edulcora cínicamente como actividades de formación intensiva y continua”.

Frente a la celeridad del caso, decidieron salir a las calles y reclamar en contra: “Lxs residentes y concurrentes, que no estamos agremiados de ninguna forma, organizamos una asamblea y decidimos un paro para el día de hoy (con las infinitas dificultades que eso conlleva a nivel organizativo) y movilización hacia la legislatura”.

Sin embargo, a pesar de que la joven comenta que la movilización era pacífica, con presencia de profesionales de todos los hospitales de CABA, la policía decidió reprimir a los manifestantes.

“Algunos compañerxs, alrededor de 15, lograron entrar a la legislatura temprano. Hasta ese momento se estaba votando la ley, de manera absolutamente irregular porque no dejaron entrar a la oposición al recinto (oposición que estaba reunida con representantes de nuestra asamblea). En ese momento, llegaron policías a hacer cordón a la puerta de la legislatura, no dejando salir a los compañerxs que estaban adentro, golpeando y reprimiendo con gases a los que estábamos afuera”, cuenta.

Loaded: 0%

Progress: 0%

Remaining Time-0:25

Video: María Sol, residente del hospital

Lo cierto es que las condiciones de trabajo de los residentes son precarias: “Son pésimas. Llevamos a cabo prácticamente todas las tareas del hospital. Trabajamos de manera continua, en todas las líneas del hospital (guardia externa, interna, consultorios, quirófanos, interconsultas), cumpliendo jornadas de hasta 12 hs de trabajo y guardias de 24 hs sin respetar la posguardia”.

“Defiendo la salud pública, así como la educación pública, y me parece un derecho extremadamente vulnerado en los últimos años en la ciudad de Buenos Aires, que es mi ámbito, por una serie de medidas sistemáticas de vaciamiento y desfinanciación”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *