Martín Piñeiro, un periodista de la ciudad bonaerense de Pergamino, reveló que los secuestradores de Inés, una joven de 18 años, hija de los dueños de la reconocida marca de ropa femenina Ossira, no recogieron el dinero del rescate porque se les descompuso el Falcon en el que se trasladaban.

“Les falló el Falcon y no pudieron buscar la plata”, señaló el periodista sobre el pago del rescate que, según información oficial, ascendía al millón de pesos. “El auto es del hermano del custodio de la joven”, agregó Piñeiro en diálogo con Crónica HD.

En tanto, Matías Di Lello, fiscal de San Nicolás, habló con Crónica HD y brindó más detalles del secuestro de la hija del empresario.

Aseguró que “una vez liberada la víctima esta reconoció un vehículo, el cual esta vinculado como uno de los lugares donde estuvo en cautiverio”, este auto se trata de un Ford Falcon.

Este es el Ford Falcón implicado en la causa.

A partir de este punto “de la investigación se logró determinar quien es su dueño”, comentó Di Lello al respecto del citado auto y agregó que “existe una posible vinculación con una persona allegada a la víctima.

Otra imagen del auto en donde estuvo cautiva la joven.

Luego aclaró que el custodia recibió un disparo, cuando según la víctima “cumplía su rol”.
Pór último, comentó sobre la banda de secuestradores que: “No tenían logística, son improvisados”.