Priscila Paz, la joven de 21 años que fue asesinada luego de permanecer desaparecida durante casi 10 días, se comunicó con un amigo a través de un mensaje de texto cuando se encontraba secuestrada, según informó el abogado querellante Javier Lobo Aragón.

“El celular que le encontraron a las personas que se encuentran detenidas fue enviado a Buenos Aires para ser analizado. Hay un mensaje que le envió Priscila a un amigo. Le decía que no la dejaban salir. Evidentemente después se dieron cuenta, se lo quitaron y borraron el texto”, explicó el letrado.

El crimen de Priscila fue “extremadamente violento”, no descartan que haya sido víctima de un abuso sexual y creen que podría haber estado cautiva durante varios días antes de ser asesinada. Así lo reveló el resultado preliminar de la autopsia practicada sobre el cuerpo de la joven, que estuvo nueve días desaparecida en Tucumán.

Los forenses estimaron que a la mujer de 21 años, la mataron entre 24 y 72 horas antes de que encontraran su cuerpo el martes pasado en un descampado, a pocos metros de la parada de colectivos en la que debía bajarse para volver a su casa del trabajo.

Las marcas de presuntas ataduras que presentaba en sus manos, son otro indicio por el que los investigadores sospechan que la piba estuvo varios días secuestrada.

Los datos surgidos en ese sentido sostienen que el lugar en donde pudo haber estado cautiva es el barrio Ampliación Elena White, donde viven la mayoría de los acusados, quienes podrían manejar el negocio de la venta de droga en ese sector de la ciudad.

Son cuatro los hombres detenidos. Lo último que se supo de ella es que después de trabajar fue a tomar el colectivo.