En pleno centro de la ciudad de Cusco, en Perú, un testigo grabó como una mujer se sube a un taxi con una llama y tras la publicación del video en las redes sociales los comentarios que recibía eran muy variados, ya que muchos lo celebraban mientras que otros se expresaban críticamente.

Kike Ñañez, es la persona que filmó la inesperada situación y al subir las imágenes en su cuenta de Facebook escribió: “Mientras tanto en Cuzco el transporte no es discriminatorio jejejeje”.