En ese sentido, Correa calificó de “inconstitucional” el llamado a una consulta popular planteada por el gobierno del presidente Lenín Moreno para el 4 de febrero próximo.
Correa, quien habló con la prensa en Panamá donde se lleva a cabo la Cumbre de Jefes de Estado del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), dijo que “es una estrategia regional de fuerzas de derecha”.
“La judicialización de la política la estamos viendo en toda América Latina contra dirigentes progresistas”, denunció.
Así hizo referencia a los ex presidentes brasileños Lula da Silva y Dilma Rousseff, Cristina Fernández de Kirchner y el vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas.