La hinchada millonaria se sumó de este modo al reclamo que ya habían realizado las parcialidades de San Lorenzo, Banfield, Quilmes, Estudiantes de la Plata y los primeros equipos de Temperley e Ituzaingó.