Recomendaciones para comprar chacinados y embutidos de cerdo

Desde la cartera sanitaria se aconseja no adquirir estos productos en lugares no habilitados y, ante la aparición de síntomas, se sugiere consultar inmediatamente al médico.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes informa a la ciudadanía los cuidados que se deben tener en cuenta para evitar la enfermedad que se transmite por el consumo de carne de cerdo infectada y mal cocida, chorizos mal cocidos y chacinados (fiambres, salames y jamones) elaborados con carne infectada proveniente de establecimientos no habilitados.

La triquinosis es una enfermedad producida por el parásito Trichinellaspiralis, que se transmite a los seres humanos por el consumo de carne de cerdos alimentados en basurales, con desperdicios o restos de alimentos y donde habitan roedores.

Síntomas

Las personas que contraen esta enfermedad pueden presentar fiebre, dolores musculares, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados y picazón. Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, deben consultar al médico puesto que cuanto más temprano se detecte la presencia del parásito, más rápida y efectiva es la cura.

Existen medicamentos para tratar infección reciente. Pero una vez que las larvas invaden los músculos, los quistes siguen siendo viables durante años y solo se prescriben analgésicos para ayudar a aliviar el dolor muscular.

Para evitar contraer triquinosis, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes recomienda:

  • Consumir carne de cerdo y derivados frescos y bien cocidos, es decir, cocinándolos hasta que desaparezca el color rosado. Tener en cuenta que salar o ahumar la carne no es suficiente para matar al parásito.
  •  los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) solamente en comercios habilitados, verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas. La venta callejera de estos alimentos está prohibida.
  • En zonas rurales y criaderos se deben respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos; alimentarlos adecuadamente, evitando que ingieran basura y restos de alimentos de restaurantes o comercios urbanos, y evitar la proliferación de ratas en los criaderos.
  • Al realizar la faena de un animal (cerdo o jabalí), incluso si se realiza de manera doméstica, es importante consultar al veterinario y pedir el análisis de una muestra de entraña de cada res a fin de confirmar la ausencia del parásito que provoca la triquinosis. Si se encuentra el parásito en un animal, es necesario eliminar la res completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *