Rescate de niños tailandeses en cueva puede durar meses

Los niños se encuentran en buen estado de salud, pero agotados, indicó el equipo de rescate. | Foto: EFE

Los niños deberán aprender urgentemente a bucear para poder salir a la superficie.

Voceros militares tailandeses afirmaron que los 12 niños atrapados -junto a su entrenador- en una cueva sumergida en Tailandia deberán aprender urgentemente a bucear, pues es la forma más rápida que tienen de salir a la superficie.

Los expertos señalan que tanto los niños como su entrenador, atrapados desde hace 11 días, deben salir de la cueva antes de que empiece la segunda ola de inundaciones.

Fuente: EFE

>> Hallan con vida a niños atrapados en cueva de Tailandia

Además explicaron que las 13 personas podrían permanecer atrapadas en la cueva durante un tiempo indeterminado, es decir, hasta que bajen los niveles de agua.

El grupo de salvamento explicó que durante la operación de rescate intentó perforar una grieta por donde planeaban sacar a los niños mediante la utilización de cuerdas, pero se encontró con una pared de granito y ahora no es posible continuar con esa opción de rescate.

El buzo y espeleólogo ucraniano Vsévolod Kórobov explicó que no es posible sacar a los niños por la grieta perforada, debido a que el granito no puede ser traspasado, pues romperlo podría generar la caída del techo de la gruta.

El experto señala que la mejor forma de regresarlos a la superficie es de la misma forma que los buzos usaron para entrar y regresar, pero podría ser muy peligroso.

Para los buzos es importante que el nivel del agua en la cueva se mantenga estable, pues esto hace que el rescate se haga de forma más segura y sencilla.

Claves: El caso de los niños tailandeses atrapados en una cueva

El rescate podría tardar semanas, incluso meses, hasta que cesen las lluvias y baje el nivel del agua.

El mundo se mantiene alerta ante la crítica situación de los 12 niños tailandeses y su entrenador, que desde hace casi dos semanas permanecen atrapados en una cueva en el norte del país.

Veamos las claves para entender cómo llegaron a esta situación y por qué resulta difícil rescatarlos.

¿Cómo quedaron atrapados?

– El pasado 23 de junio, 12 niños miembros de un equipo de fútbol junto a su entrenador ingresaron al laberinto de las grutas más grandes de Tailandia, en el marco de una excursión en el parque natural Tham Luang Nang Non, en la norteña provincia de Chiang Rai.

– Los niños tienen entre 11 y 16 años de edad, su entrenador 25.

– Se cree que el grupo entró a la cueva refugiarse de las lluvias. Debido a las lluvias, la creciente del agua bloqueó la salida de la cueva.

–  Se encuentran atrapados entre 2 y 4 kilómetros de la entrada de la cueva, a una profundidad de entre 800 metros y 1 kilómetro por debajo de la superficie.

La incansable búsqueda y el encuentro

– La alerta de su desaparición la dio la madre ese mismo lunes al ver que su hijo no regresó.

– Unos 1.300 efectivos han participados en las tareas de búsqueda y rescate.

– Los socorristas hallaron bicicletas, botines de fútbol y mochilas en la entrada de la cueva.

– El 2 de julio, tras 9 días de búsqueda, el gobernador provincial de Tailandia confirmó que los 12 niños y el entrenador fueron hallados sanos y salvos.

– Fueron encontrados por dos buzos británicos. Les costó tres horas, ida y vuelta, llegar hasta ellos.

– El lunes y el martes se dieron a conocer videos de los menores. En este último los niños mostraron “buenas condiciones de salud”.

– Un grupo de 11 buzos, incluyendo especialistas en salud, ya han estado en contacto con el grupo atrapado.

Características de la cueva 

– La cueva se extiende bajo la ladera de una montaña por una longitud de hasta 10 kilómetros.

– Contiene una serie de pasadizos estrechos que conducen a amplias cámaras.

– El suelo rocoso presenta distintos niveles de elevación, además de estar lleno de barro.

Complicaciones del rescate

– El rescate podría durar semanas o incluso meses, hasta que cese la temporada de lluvias.

– Una de las opciones es enseñarles a los niños a bucear, lo cual implica un alto riesgo ya que ninguno sabe nadar y el trayecto es complicado incluso para un buzo experimentado.

– Los niños ya están siendo entrenados para utilizar máscaras de buceo mientras las autoridades se esfuerzan por drenar el agua.

– Sin embargo, el ministro de Interior de Tailandia, Anupong Paojinda, admitió que hay zonas que no se pueden drenar.

– Cuanto más baje el agua, menos distancia deberán bucear los niños, acompañados por profesionales.

– Sin embargo, una vez que lleguen las lluvias monzónicas,  la evacuación será “casi imposible” durante meses, según un coordinador del equipo internacional de rescate.

– Ante este escenario se preparan para enviar alimentos y suministros médicos para los próximos cuatro meses.

– También se explora la idea encontrar entradas alternativas a la cueva. Si bien  se han encontrado pozos en la gruta vertical de la gruta, ninguno con el lugar donde están atrapados los niños. Además, cavar un pozo para extraerlos podría ser extremadamente peligroso y tardar mucho tiempo.

“Hacer submarinismo en las grutas es algo muy técnico y peligroso, sobre todo para buzos debutantes. Por lo tanto, quizás sea mejor asistirlos en la gruta hasta que puedan salir por otros medios”, expresó desde Estados Unidos Anmar Mirza, coordinador de la Comisión nacional estadounidense de salvamento subterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *