Restauraron la histórica Fuente de la Plaza de Maipú

Se trata de “la fuente de los maipucinos” ubicada en la Plaza 12 de Febrero. Se hizo con el fin de preservar el patrimonio cultural del departamento.

La restauración estuvo a cargo del artista Miguel Angel Marchiori que realizó tareas que son claves para el cuidado, vida y resguardo de la fuente.

Revalorizando el patrimonio cultural, el Intendente de Maipú Matias Stevanato destacó: “pusimos en marcha estas acciones porque esta pieza es parte de nuestro pasado. Conservarla es recuperar y mantener vigente la historia de nuestro pueblo maipucino”.

“Los criterios de intervención son los que se establecen para las pieza escultórica que tiene un valor patrimonial. Se actúa con lo mínimo necesario para que la conservación original de la pieza no ponga en peligro al conjunto en general y así respetar la forma y su color original”, agregaron desde la Junta de Estudios Históricos de Maipú, quienes también destacaron la iniciativa de conservación patrimonial, incluso en medio de la pandemia.

Proceso del mantenimiento

En primer lugar, se ejecutaron tareas de limpieza para sacar la suciedad superficial y generar tanto, una visión completa del objeto como del entorno. Luego se hizo una limpieza puntual y específica por sector.

Se prosiguió con una desinfección eliminando lo que pueda seguir alterando la obra. Luego se paso al proceso de consolidación y restauración de piezas, evitando alterar su estado original. Se hicieron los reemplazos de los picos de agua y se redireccionaron para que el agua no afecte a las esculturas.

Después se restituyeron los faltantes y, por último, se le dio un acabado final donde se le colocaron antióxidos, productos especiales y se impermeabilizaron los cuencos.

Historia

De acuerdo al informe de la Junta de Estudios Históricos de Maipú, la fuente escultórica fue construida en Francia a mediados del siglo XIX. Según referencias de Don Juan Isidro Maza, se trasladó a Maipú en los primeros meses de 1927, y al producirse la inauguración oficial de la plaza, el 12 de octubre de 1927, la fuente ya se encontraba instalada y funcionando con sus juegos de agua e iluminación.

Fue declarada patrimonio histórico departamental a través de la resolución 1729 en el año 2011, y desde ese momento se realizan periódicamente tareas para conservarla en su estado original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *