Roberto Monetti buscará una plaza para el Mundial de Yachting J24 Mendoza 2022

El dique Potrerillos será el escenario de este evento, que se iba a realizar el año próximo y se postergó por la pandemia.

Roberto Alejandro Monetti tiene como objetivo inmediato cuando pase la pandemia, tratar de lograr clasificar para conseguir una plaza para la cita mundialista que se disputará en el embalse Potrerillos y como todo mundial, hay cantidad de plazas estipuladas para cada país. El Mundial de Yachting J24 se iba disputar del 6 al 12 de marzo del próximo año, pero fue postergado en principio para marzo de 2022, en el mismo escenario náutico mendocino..

Antes de que se suspendieran las actividades deportivas por la pandemia, se estaban disputando las plazas para la Argentina. Se había disputado una fecha en Mendoza y quedaba por correr una fecha más en Córdoba y luego otra en la provincia, pero todo quedó parado por la situación sanitaria del país.

El deportista mendocinos tiene 48 años, es abogado y se dedica a su profesión, está casado con Carolina y tiene tres hijas, Juliana de 18 años, Paulina 16  y Valentina de 14 y practica yachting o navegación a vela “prácticamente desde la cuna, porque mis viejos lo practicaban, especialmente mi padre, por lo que desde muy chiquito iba a navegar con ellos. Cuando ya tuve edad para navegar solo, comencé a desarrollar por mi cuenta esa disciplina deportiva”, explicó.

Con respecto a sus inicios, señaló que “mi padre fue uno de los socios fundadores del Yacht Club Mendoza, un club de navegación a vela que se encuentra en El Carrizal, por lo que desde muy chico iba todos los fines de semana a ese embalse, Cuando cumplí 8 años y mi hermano 6, Papa Noel nos trajo para Navidad un velero que se denomina optimist, donde navegan los niños desde los 6 hasta los 14 años y ese fue nuestro primer velero propio”.

“A partir de ese momento –agregó-, he navegado hasta la actualidad ininterrumpidamente en veleros y en alguna época en windsurf,  obviamente que en los primeros años, hasta los 12 o 13 años que comenzó el furor del windsurf, ahí dejé de navegar un poco en veleros o no lo hacía tan asiduamente a nivel competición y comencé a navegar todos los fines de semana en tablas de windsurf en el Yacht Club Mendoza y cualquier oportunidad que teníamos para poder viajar dentro de la provincia, lo hacíamos a San Rafael, donde había mucha competición y muy buenos competidores”.

En ese sentido comentó además que “también aprovechamos la oportunidad de viajar a Córdoba y Buenos Aires, porque era la forma de salir fuera de nuestro lugar y poder medirnos con otros rivales. Ya un poco más grande, alternaba entre la competición de windsurf y veleros y hace unos 8 años que dejé el windsurf para dedicarme nada más que a la competición en veleros”.

Más adelante señaló que “hay dos cosas para destacar, por un lado, el gran trabajo que  se está haciendo desde la organización de la Clase Flota J24 Mendoza de cara a este Mundial 2022, desarrollado con un grupo de trabajo muy importante y luego el gran trabajo deportivo que está haciendo Sebastián Halpern yendo a correr a Europa y el trabajo de instrucción que está realizando Guido Giambastiani, instructor de los mas chicos de la clase optimist, que ya lleva 3 años con la escuela a sus órdenes. Ha logrado un posicionamiento muy importante de todos los chicos y un semillero cuyos frutos vamos a ver a muy corto plazo. También todo el trabajo de la Flota Mendoza, que ha posibilitado que la provincia, sea conocida no sólo por sus montañas, sino también por el ambiente de la  náutica”.

“La pandemia nos sorprendió a todos”

Monetti reconoció que “la pandemia nos sorprendió a todos, porque estábamos en pleno proceso de selección para conseguir un lugar para correr en el Mundial de la Clase J24, que es un velero grande, donde ya en Mendoza se han disputado 7 campeonatos denominados del Oeste de la República que han tenido mucho éxito a nivel nacional. Tanto fue el éxito que se eligió el lago de Potrerillos y a la organización para que hiciéramos el campeonato mundial después de una serie de postulantes que se hace todos los años ante la Asociación Mundial de la Clase J24. Nos sorprendió la pandemia, sin posibilidades de navegar y sin poder disputar los campeonatos programados en Buenos Aires y Córdoba”.

“Lo único que pudimos hacer –dijo- en la primera etapa, un poco de la parte física en casa, con una rutina nada más que física y con mucha actividad en la parte teórica. En mi caso particular, aproveché para estar mucho en contacto virtual y con distintas plataformas asistiendo a cursos todos teóricos. Inmediatamente se autorizó la posibilidad de volver a las prácticas deportivas, hemos vuelto a entrenar en el dique Potrerillos los fines de semana, con las limitaciones que por ahí ha significado el tema de la terminación del DNI, especialmente porque nuestra tripulación está compuesta entre 4 y 5 personas”.

Reconoció al respecto que “costó un poco poder coordinarlo, pero de a poco hemos comenzado a entrenar todos los fines de semana, sin tener el roce de la competencia, esperando que pase esta pandemia para retomar las programaciones que fueron suspendidas”.

Consideró también que “el panorama de este deporte en Mendoza es ideal y óptimo, porque todo el país quiere venir a navegar al lago Potrerillos. Tiene unas condiciones ideales para el deporte, no solo por la calidad y la limpieza que tiene el agua, sino también porque tiene muy buenas condiciones de viento, es un lago que a todo el mundo lo atrae por su propio paisaje. Venir a Mendoza no sólo implica correr sino que además aprovechan y disfrutan de las bodegas y de toda la parte turística que ofrece la provincia. Lo mismo ocurre con el windsurf. Son muy buenas las condiciones que tenemos en este lago para este deporte, que se ha ganado un reconocimiento a nivel mundial, teniendo en cuenta que ya se han disputado dos campeonatos mundiales en distintas categorías de windsurf, por lo que el panorama náutico para nuestra provincia es óptimo”.

“La navegación a vela –dijo-, se divide en distintas categorías. Una de ellas, que es una de las más destacadas en el mundo es la Clase J24, con veleros de 24 pies que se corre de a 5 personas. Mendoza ya ha sido sede de 7 campeonatos de esta clase, donde han venido competidores de todo el país, de Chile, Uruguay y Estados Unidos en los últimos tiempos. Las condiciones meteorológicas del lago, sumado a las condiciones propias que tiene esta provincia, sus atractivos turísticos y la buena organización de estos campeonatos nos dio la posibilidad de postularnos en la Federación Internacional de Yachting para pedir el campeonato mundial y lo logramos. No se dio para disputarse en marzo de 2021 por motivos de la pandemia y la suspensión de toda la actividad de competición, todo lo del 2020 se trasladó al 2021 y consecuentemente el Mundial que se iba a disputar el año que viene, pasó para marzo de 2022”.

El  deporte con más medallas olímpicas

Monetti manifestó que “lo más destacable de nuestro deporte, es que se trata de la disciplina deportiva que más medallas olímpicas ha ganado para la Argentina. El nivel de competición en la Argentina es muy alto y estamos entre los países más destacados de esta actividad. Obviamente, siempre estamos limitados por los recursos que implica estar en Sudamérica

“He tenido la suerte de correr –dijo- en Clase Escuela, que son unas categorías de iniciación que se utilizan para iniciar a los alumnos, que se llaman por ejemplo Clase Pampero, también en Clase OD27 en Buenos Aires, integrando una tripulación que estuvo conformada yo diría por el mejor deportista de vela que tenemos en Mendoza, Sebastián Halpern, Guido Giambastiani, Diego Góngora, Gastón Jaren, Javier De Carolis y mi primo Franco Monetti. Con ellos, años atrás hicimos un equipo armado por Halpern que fue quien nos convocó y en una embarcación categoría OD27 que es bastante grande porque se corre de 5 o 6 personas, hicimos una campaña en Buenos Aires. Para eso, tuvimos el apoyo de grandes regatistas reconocidos a nivel nacional e internacional, fundamentalmente Ezequiel Despontin (Córdoba), que nos dio una mano muy grande, lo que nos permitió llegar al mundo de la competición náutica de verdad y desde Mendoza, se nos abrieron muchas puertas para competir en el exterior”.

Finalmente comentó el deportista que “el campeonato mundial tiene la modalidad de 7 días de competencias, donde hay 2, 3 o 4 regatas por día y esperamos muchos corredores de distintas nacionalidades. Ya han venido a probar la cancha dos tripulaciones de Estados Unidos, gente de Chile y de Uruguay, entre otros”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *