En San Rafael, Cornejo inauguró un nuevo resonador de la Fuesmen

Se trata de un equipo de última generación que fue adquirido por 800.000 dólares. No existía un aparato con estas características en el Sur provincial. Con el nuevo resonador se evitará el traslado de pacientes oncológicos o quirúrgicos de la zona hasta el Gran Mendoza, donde únicamente se podían practicar los estudios.

El Gobernador Alfredo Cornejo y la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Claudia Najul, dejaron inaugurado el nuevo resonador de la Fuesmen (Fundación Escuela de Medicina Nuclear) que funcionará en la sede que se encuentra al lado del Hospital Schestakow de San Rafael.

El resonandor magnético nuclear de alta gamma (1.5 tesla) es de última generación. Fue comprado a la empresa General Electric por un monto de 800.000 dólares. El equipamiento viene a cumplir funciones asistenciales, de investigación y de docencia. No existía un equipo con estas características en el Sur provincial.

Estuvieron presentes el intendente de San Rafael, Emir Félix; el subsecretario de Salud, Oscar Sagás; el vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Alberto Lamagna, y el director de la Fuesmen, Valentín Ugarte.

“Creemos en una política de descentralización de los servicios y queremos llegar a cada uno de los lugares de la provincia con más y mejor atención”, resaltó Cornejo. “Hoy la tecnología nos presenta una gran oportunidad, existen las distancias físicas, pero existe también la posibilidad de mayor y mejor comunicación. Esto es una gran oportunidad y para aprovecharla debemos tener buenos administradores al frente de las instituciones, como en el caso de la Fuesmen”, añadió el mandatario.

El Gobernador detalló que la Fundación Escuela “ha sabido armonizar la lógica privada con la necesidad de brindarse a la gente, que necesita estos recursos. Creemos que debemos sumar a todos los actores para mejores servicios y que tengan sostenibilidad en el tiempo. Tenemos una gran tarea, que es la administración de los servicios públicos y la obligación de ser armónicos con lo privado”.

Además, sostuvo que en materia de atención sanitaria uno de sus mayores objetivos de gestión es “volver a que los centros de salud cuenten con los instrumentos necesarios para prestar los servicios básicos”. De esta manera, Cornejo explicó que así se logrará que los casos de “alta complejidad se realicen en los hospitales”.

Por su parte Najul subrayó: “Buscamos estar lo más cerca posible de los ciudadanos. Trabajamos por tener un servicio de salud más justo y más equitativo”.  Por su parte, Valentín Ugarte señaló que “la tecnología ha sido una herramienta fundamental para trabajar la posibilidad de seguir construyendo y de trabajar para la gente. Esto ha sido una constante desde el nacimiento de la Fuesmen, en un contexto solidario para dar respuestas a la población”.

La tarea asistencial del equipo

En una primera etapa, el aparato servirá para dar respuesta a no menos de 400 estudios mensuales. Se priorizarán los estudios en los pacientes derivados del sector público, que actualmente son trasladados hasta la sede de la Fuesmen que se encuentra en el Gran Mendoza, con todo lo que implica el desplazamiento de un enfermo, sobre todo cuando se trata de pacientes oncológicos, para él y su familia.

El resonador facilitará y ayudará a implementar nuevas técnicas de tratamiento de radioterapia para pacientes que sufren de cáncer. Por otra parte, se podrá realizar un mejor seguimiento a los pacientes oncológicos que se encuentran bajo tratamiento de quimioterapia, como también a quienes se les ha efectuado un tratamiento quirúrgico.

Docencia

En cuanto a docencia, la presencia de imágenes por resonancia magnética nuclear complementa a las ya existentes en el Hospital Schestakow generadas por radiografías convencionales, ecografías y el reciente tomógrafo incorporado. De esta forma, está en condiciones de implementar localmente la formación en pre y posgrado para contar con futuros profesionales en imágenes, que es una dificultad que actualmente afrontan San Rafael, General Alvear y Malargüe.

Investigación

En investigación, el advenimiento de estas tecnologías de punta es ideal para otras disciplinas profesionales que hacen a la medicina. Por ejemplo, físicos médicos, ingenieros nucleares, radioquímicos, bioingenieros, etc.

Por otra parte, genera condiciones para la búsqueda de nuevos conocimientos a través de estos equipos multidisciplinarios, integrados a líneas de investigación que ya llevan adelante la Fuesmen y la Red Nacional de Medicina Nuclear de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *