Se abrieron las compuertas de la presa Potrerillos para tareas de mantenimiento

La maniobra estaba programada desde el verano. Los objetivos son controlar y reducir la cantidad de sedimento acumulado y limpiar el descargador de fondo.

Un nuevo operativo de limpieza del descargador de fondo (DDF) de la presa Potrerillos realizó con éxito la Dirección de Hidráulica de la provincia en conjunto con la empresa concesionaria Cemppsa, Aysam, Irrigación, ORSEP, Municipalidad de Luján y Maipú, Secretaría de Ambiente y Defensa Civil.

“Hemos podido comprobar la cantidad de sedimento que salió. La maniobra ha dado buenos resultados, aunque los datos certeros los vamos a tener muy pronto, cuando se realice la batimetría”, indicó el ministro de Planificación e Infraestructura, Mario Isgro. Junto a la subsecretaria de Planificación Territorial, Ángela Gatti, y a la directora de Hidráulica, Yamila Arnosti, estuvieron en el lugar mientras se concretaban las tareas.

La operación principal demandó dos horas de apertura de las compuertas del DDF. “Ahora tenemos que esperar que se aquiete la turbulencia y durante esta semana se va a realizar una batimetría localizada para ver la efectividad de la maniobra”, explicó Arnosti. 

En ese marco, la funcionaria añadió: “A simple vista, ha tenido buenos resultados, solo restan estudios posteriores para saber cuánto es la remoción que se ha generado”.

Liberar sedimentos para mantener la seguridad de la presa

Garantizar el correcto funcionamiento de todos los componentes del dique Potrerillos es el objetivo principal de las maniobras que se realizan en la presa. La finalidad es liberar sedimentos y material sólido que se acumula en el descargador de fondo y que provoca la disminución del volumen útil del embalse.

El descargador de fondo es uno de los componentes principales que tiene el dique Potrerillos y está diseñado para permitir el vaciado rápido del embalse desde su nivel máximo hasta la mitad de la altura en un tiempo máximo de 10 días.

Además, puede desalojar sedimentos en suspensión cuando se detecten avenidas de agua barrosa, a fin de evitar su asentamiento y consolidación en el sector aguas arriba de la embocadura y, así, prevenir su obstrucción.

También permite abastecer las demandas de agua urbana y de riego, en caso de salir de servicio el sistema de aducción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.