Se consolida un espacio intercultural para garantizar el acceso a la salud de las poblaciones indígenas

Autoridades el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes se reunieron con los 31 agentes sanitarios indígenas elegidos por sus propias comunidades como nexo entre las familias y el sistema de salud.

Al Centro de Hemoterapia, a pocos metros del Hospital Central, llegaron el último viernes los 31 agentes sanitarios indígenas que trabajan para asegurar el ejercicio del derecho a la salud a las familias que habitan en los puntos más alejados de la provincia.

Allí se reunieron con la subsecretaría de Planificación y Coberturas Públicas Sanitarias, Mariana Álvarez; la directora de Prevención y Promoción de la Salud, Yanina Mazzaresi, y la referente Programa Salud Indígena, Patricia Leiva, para avanzar en la consolidación de un espacio multicultural que posibilite prestar un servicio de salud integral en un marco de pleno respeto a las diferentes prácticas y costumbres de los pueblos originarios.

Designados por sus comunidades y capacitados por la cartera de Salud provincial, estos hombres y mujeres realizan el seguimiento cotidiano de la situación sanitaria de su localidad. Visitan a sus vecinos, casa por casa; relevan la condición de salud de las familias, les brindan información para la prevención de enfermedades y las acompañan a la hora de requerir atención. Son el nexo entre la comunidad y el sistema de salud.

“Cada uno de estos agentes sanitarios, que forman parte de los equipos de salud de la Provincia, pertenece a la misma etnia, al mismo pueblo indígena de la comunidad originaria a su cargo y su tarea es, fundamentalmente, en territorio. Ellos están involucrados en todas las actividades de su comunidad, su organización, su trabajo, sus ceremonias y su cosmovisión”, explicó Patricia Leiva.

En el encuentro, los trabajadores de la salud recibieron de parte de la cartera sanitaria material para incorporar en las mochilas que utilizan en sus visitas domiciliarias, recursos necesarios para asistir a sus vecinos. Además, expusieron sobre el contexto y particularidades de su comunidad y de la tarea que desarrollan diariamente.

En general, un agente sanitario asiste entre 20 o 25 familias, muchas de ellas, migrantes. en proceso de autoreconocimiento. También brindan asistencia a personas del lugar que no pertenecen a la comunidad originaria y se suman a los operativos que realizan periódicamente los equipos de salud.

“El objetivo del Ministerio de Salud, desarrollo Social y Deportes es que todas las líneas de cuidados para la salud puedan llegar de la manera más adecuada a la población. En este sentido es de enorme importancia la tarea de los agentes sanitarios indígenas que posibilita relevar y priorizar demandas y necesidades para mejorar el acceso de estas comunidades a los servicios de salud”, resaltó la directora de Prevención y Promoción de la Salud, Yanina Mazzaresi.

Por su parte, la subsecretaria de Planificación y Coberturas Públicas Sanitarias, Mariana Álvarez, también destacó la labor de los agentes sanitarios indígenas. “Son un pilar fundamental del equipo de salud. Conocen a los miembros de las familias que asisten; están atentos a distintas situaciones, como embarazos o enfermedades crónicas, y funcionan como articuladores entre la comunidad y el sistema de salud“, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.