Se desaceleró el crecimiento de los contagios pero aumentaron levemente los fallecidos

CORONAVIRUS

Las notificaciones de casos siguen aumentando, pero no lo están haciendo al ritmo que habían repuntado a mediados de mayo. Las personas internadas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) presentan un leve incremento al igual que las personas fallecidas-

Segn se inform los casos siguen aumentando no lo estn haciendo al ritmo que haban repuntado a mediados de mayo Foto Leo Vaca
Según se informó, los casos siguen aumentando, no lo están haciendo al ritmo que habían repuntado a mediados de mayo. / Foto Leo Vaca

Los casos reportados de coronavirus desaceleraron su crecimiento por segunda semana consecutiva, en tanto que las personas internadas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) presentan un leve incremento al igual que las personas fallecidas, describieron especialistas al analizar la base de datos del Ministerio de Salud de Nación.

«Si se toma como referencia los datos del reporte del domingo, esta semana el crecimiento de notificaciones fue de un 19% respecto de la anterior; el reporte del domingo 22 había aumentado un 28% respecto del 15, mientras que el 15 de mayo el incremento de las notificaciones había sido del 93% respecto del 8», recordó a Télam el contador y analista de datos Martín Barrionuevo.

Y continuó: «Esto significa que si bien las notificaciones siguen aumentando, no lo están haciendo al ritmo que habían repuntado a mediados de mayo«.

El domingo, el Ministerio de Salud notificó 51.778 casos detectados, lo que representa un promedio de 7.397 diarios, seis veces más que la semana del 17 de abril; también se informaron 346 pacientes en terapia intensiva ingresados por coronavirus, y 64 personas fallecidas.

El cuadro del físico e investigador de Conicet Jorge Aliaga, que ordena los casos por fecha de inicio de síntomas, indica que la semana del 22 al 28 de mayo hubo un promedio de 4.704 casos diarios; mientras que la semana del 15 al 21 de mayo el promedio fue de 5.465 y la del 8 al 14 de 4.589.

«Puede ser que para la semana que pasó falten cargar casos al ordenar por fecha de inicio de síntomas. Aun así, parece claro que los casos dejaron de subir a la velocidad que lo venían haciendo, y habrá que ver si es que ya comenzaron a bajar«, indicó Aliaga.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, que venía impulsando fuerte el crecimiento de casos a nivel nacional, tanto Barrionuevo como Aliaga coinciden en que la curva pareciera que haber comenzado a descender.

«En los casos confirmados la Ciudad de Buenos Aires pasó de un promedio de 2.042 casos diarios en la semana del 15 al 21 a 1.706 notificaciones diarias promedio para la semana pasada», describió Aliaga.

Una variable que permite confirmar esta tendencia es que la positividad (confirmados sobre test realizados), también muestra una leve mejoría en CABA: en la última semana bajó a menos del 35%; mientras que en el resto del país el porcentaje aumentó esta semana superando el 25%; en el promedio nacional, tres de cada 10 testeos son coronavirus en este momento.

Terapia intensiva

En relación a las Unidades de Terapia Intensiva (UTI), la semana con menos internados del año fue la del 8 al 15 de mayo, con 296 pacientes; las dos semanas siguientes comenzó a registrarse un leve ascenso: 303 entre el 15 y el 21 de mayo y 326 la semana que pasó (del 22 al 28).

En relación a las personas fallecidas, también comienza a haber una tendencia al incremento: «Si ordenamos por fecha de muerte, en los últimos días estamos en más de siete fallecidos diarios, y todavía falta la carga retrasada», sostuvo Barrionuevo.

El analista de datos indicó que «es natural que, después de un pico de casos notificados, aparezca dos semanas después un leve incremento de internaciones y luego un aumento de los fallecidos; por supuesto que las vacunas hicieron que esos aumentos sean una proporción menor que los contagios«.

Vacunación clave

Según los últimos datos consignados por el Ministerio de Salud, el 89,7% de la población argentina inició su esquema de vacunación, el 81,6% lo completó y el 40,7% aplicó su primera dosis de refuerzo, lo que implica que todavía seis de cada 10 no lo hizo.

La aplicación del refuerzo cuatro meses después de finalizado el esquema inicial (dos dosis en la mayoría de la población y tres en mayores de 50 que se habían vacunado con Sinopharm o personas inmunosuprimidas) es clave para reforzar la producción de anticuerpos, sobre todo en el contexto del aumento de casos y frente a la proximidad del invierno.

En la Argentina comenzó a aplicarse el segundo refuerzo desde el 14 de abril pasado, en principio para el personal de salud, personas de 50 años o más y de 12 años o más con inmunocompromiso que hayan recibido el primer refuerzo hace 4 meses o más; no obstante, algunas jurisdicciones que ya alcanzaron estos objetivos están vacunando a la población en general.

Además, la semana pasada se consensuó iniciar la aplicación de dosis de refuerzo contra el coronavirus en la población de 5 a 11 años con vacunas de plataforma ARN (Moderna y Pfizer) que serán administradas, por lo menos, 120 días después de completado el esquema de inmunización inicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.