Se elevó a 34 el número de personas muertas por la erupción del volcán Semeru

INDONESIA

Diecisiete personas aún continúan desaparecidas y más de 3.500 habitantes tuvieron que ser evacuados de la zona, tras la erupción ocurrida el sábado, que recubrió de ceniza y arrasó más de diez localidades.

Los equipos de rescate trabajan en condiciones difciles para buscar sobrevivientes y cadveres Foto Xinhua
Los equipos de rescate trabajan en condiciones difíciles para buscar sobrevivientes y cadáveres. Foto: Xinhua

El número de personas muertas como consecuencia de erupción del volcán Semeru, al este de la isla de Java, se elevó a 34, mientras que 17 continúan desaparecidas, informó el portavoz de la agencia de gestión de catástrofes, Abdul Muhari.

El balance precedente daba cuenta de 22 muertos y decenas de heridos, muchos con quemaduras, en tanto que más de 3.500 habitantes tuvieron que ser evacuados de la zona.

«El último balance recibido es que en este momento 34 personas han fallecido y 17 están desaparecidas» tras la erupción ocurrida el sábado, que recubrió de ceniza y arrasó más de diez localidades, indicó el portavoz a la agencia AFP.

Miles de casas y edificios resultaron dañados, incluidas 24 escuelas, según datos provisionales del Centro de Asistencia Humanitaria para la gestión de desastres (AHA Centre) de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

El presidente indonesio, Joko Widodo, prometió que el gobierno ayudará a aquellos que no pueden volver a casa debido al riesgo de erupción.

Miles de casas y edificios resultaron daados incluidas 24 escuelas Foto Xinhua
Miles de casas y edificios resultaron dañados, incluidas 24 escuelas. Foto: Xinhua

«Espero que cuando las cosas se calmen, podamos reparar las infraestructuras y pensar en la posibilidad de desplazar las viviendas de las zonas que se consideran peligrosas», dijo, estimando que se trataba de unas 2.000 casas.

La montaña más alta de Java arrojó una enorme columna de cenizas el sábado y envió coladas de lodo ardiente que inundaron las aldeas.

Los equipos de rescate trabajan en condiciones difíciles para buscar sobrevivientes y cadáveres, entre escombros, barro y cenizas, mientras que se enviaron perros de búsqueda y rescate para ayudarlos en sus esfuerzos.

El volcán mantiene una actividad intermitente, con varias erupciones todos los días aunque de menor magnitud desde el fin de semana.

Las autoridades exhortaron a los residentes a que no se acerquen a menos de cinco kilómetros del cráter, ya que el aire saturado de polvo de ceniza en el área es peligroso para las personas vulnerables.

El Semeru, que culmina a 3.676 metros, registró muchas erupciones en las últimas décadas, pero rara vez tan destructivas como la actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.